25.4 C
Valencia
25.1 C
Madrid
sábado, julio 4, 2020
More

    Latest Posts

    Carlota y Nawan para la vuelta de Cero en Conducta

    La promotora cero en conducta retoma su actividad el próximo viernes 3 de julio en el espacio Jardines del Palau, el restaurante asociado al Palau de...

    La música vuelve al escenario del Loco Club

    Después de la tormenta siempre llega la calma. En este caso, esperemos que sea al contrario, después de la calma y el confinamiento, esperemos...

    EL PRIMER CONCIERTO DESCONFINADO DE OLAYA ALCÁZAR SERÁ EN VALENCIA

    Olaya Alcázar dará su primer concierto post-cuarentena en la ciudad de Valencia. Después de cuatro meses no ha querido dejar pasar la más minima...

    BELAKO, UN CONCIERTO DE CINE

    Nadie esperaba que la nueva normalidad nos fuera a regalar conciertos tan especiales como el de Belako en el Autocine Drive In (Dénia) del último viernes de junio. El concierto...

    Lo que se comenta en los backstages, entrevista a Sandra Garcia: «La banda son los músicos y el grupo somos todas.»

    Sandra Garcia es sociologa, gestora cultural y miembro de la Cooperativa Cultural Gola Seca. Desde hace años ha estado trabajando  en el sector musical, concretamente en producción. Es Road Manager de grupos como El Diluvi y Mafalda, y en 2019 fue también la Tour Manager de La Vela Puerca. El ultimo proyecto que llevó a cabo fue la exposición “Jo també vaig ser piquetera” en el Centre del Carme Cultura Contemporánea.

    Sandra, antes que nada: ¿Cómo acabaste inmiscuida en el mundo del espectáculo y,  más en concreto, en el mundo de la música?

    A los 19 años, por varias circunstancias (sobre todo familiares), acabé girando con El Diluvi haciendo de merchandising. En ese momento estudiaba el Grado en Sociología. Pasados dos años dentro del grupo acabé llevando mucho peso a nivel organizativo interno y ya cansada del “mundo del merchandising” quise dejar este lugar, fue entonces cuando me propusieron hacer de Road Manager. En ese momento no tenía ni idea de lo que era exactamente, pero no cambiaron mis funciones como trabajadora, lo único que podría decir que cambió fue que empecé a subirme a los escenarios a ayudar con todo lo que podía. Iba aprendiendo poco a poco el oficio. Estudié entonces el Máster en Gestión Cultural en la UV-UPV. Este me abrió puertas para poder dar el salto a trabajar desde una oficina en el ámbito de la producción, en este caso des de Gazpatxo FestCultura, lo que me puso en contacto directo con Mafalda y me llevó a poder girar también con ellas.

    Bueno, también he de comentar que yo soy músico de formación. Creo que estudié música aproximadamente durante no sé, 10 años, pero lo dejé de lado ya que el mundo de las bandas de música no es mi fuerte.

    Por desgracia, a la gran mayoria les es desconocido el equipo que hay detrás de una banda o de un artista y se focaliza la mayor parte del reconocimiento en las caras visibles de los proyectos, es decir:  en los artistas en sí. ¿Podrías contarnos un poco cuales son tus tareas como road manager? ¿ Y como productora?

    Sí. La gente piensa que un grupo de música son solo los músicos. Y lo son, son la banda, son el alma y el espíritu, pero puedo afirmar que sin el equipo que estamos detrás estos no funcionaría (igual de bien, jeje) lo que es el concepto de grupo. Es decir, la banda son los músicos y el grupo somos todas.

    La definición exacta de Road Mánager es como el “Mánager de carretera” o algo así… Hay que tener en cuenta que en el Estado español y sobre todo en el ámbito en el que me muevo yo, todas estas definiciones quedan totalmente desfasadas ya que somos todos multitareas. Por definición pues, me encargo de los viajes. Desde saber a qué hora se tiene que salir para llegar a tiempo, dónde comemos, dónde paramos a descansar, dónde cenamos y dormimos, hasta estar en contacto con el equipo técnico y la organización del recinto donde se actúa (aquí ya hemos pasado a la multitarea). Además, también estoy en el escenario, aunque yo no tengo formación ni idea técnica intento ayudar en todo lo que puedo o sé (o me dejan). En resumen, aunque solo debería de encargarme de tareas del viaje, podría afirmar que me encargo de que todo el mundo solo esté pendiente o se preocupe solo de su trabajo: lxs músicxs de hacer música, lxs técnicxs de crear junto a éstos el espectáculo.

    Como productora me encargo de los pasos previos. Yo, por suerte (porque no me gusta), no me encargo de negociar cachés o de tratar temas que tengan que ver con el dinero de las bandas. Me encargo de la parte de producción. En el momento en que mis compañeros cierran una fecha yo me encargo de ponerme en contacto con la organización y negociar todo lo que el grupo necesita, tanto a nivel técnico como a nivel hospitalario.

    Con la crisis del COVID-19 se han desatado algunos debates y reivindicaciones por parte del sector de la cultura, que se siente menospreciado, a causa de las deficientes medidas que ha anunciado el gobierno para paliar las péridas de la industria cultural. ¿Te sientes representada dentro del discurso hegemónico del sector?

    Por supuesto, me siento representada dentro de este discurso: la cultura está i siempre ha estado totalmente infravalorada, menospreciada y mal pagada (tanto por parte de las instituciones, como por parte de los consumidores). Quiero remarcar que la gente y las instituciones solo se han quedado con que hay que ayudar a los creadores (músicos, artistas visuales, etc.) pero hay que ayudar a todo el sector. Como sea.

    Igualmente, la misma industria masiva que se queja es la que está generando una competencia y unas rivalidades brutales. Un ejemplo es el fin de semana de 9, 10 y 11 de octubre donde ya hay anunciados ¿qué? ¡5 festivales de música! Es decir, que la industria está señalando de puertas para afuera, pero de puertas para adentro ha generado un terreno totalmente hostil que también la está destruyendo.

    Cada vez es mas común leer en las redes o escuchar a los musicos hablar sobre la precariedad de la industria musical aunque, como bién hemos comentado anteriormente, raramente se hace referencia al resto de personas que trabajan entre bambolinas. ¿A qué tipo de precariedades os veis abocados el resto de trabajadores de la industria?

    Bueno, hay que tener en cuenta que hay muchísimo trabajo que se ha hecho y no se ha cobrado. Ya había bolos cerrados, hay fechas que se han renegociado, hay gestiones que al final han quedado en nada. Y ese trabajo no se ha cobrado porque los bolos no se han podido realizar.

    También aquí podemos hablar de todos los despidos que se han generado y que yo considero que muchos de esos puestos de trabajo no se van a recuperar, ya que las productoras querrán abaratar costes para poder generar un pequeño “parche” en sus pérdidas del 2020, y esto lo pagaran sus trabajadores: Los que no serán readmitidos, y los que serán readmitidos y tendrán que dar las gracias, pero haciendo el doble de trabajo, supliendo el de sus compañeros.

    Además, se está viendo que las administraciones están dando coba y muchísima más ayuda a los creadores (es genial, es necesario), pero ¿dónde quedan entonces los gestores culturales? Hay que tener en cuenta un punto muy importante: el intrusismo laboral está al orden del día. Yo estoy hartísima de ver a gente que no sabe hacer mi trabajo hacerlo, hacerlo mal y encima enriquecerse. Esto, a partir de ahora considero que se va a dar muchísimo más.

    Sabemos que eres fundadora de una coopertiva cultural, Gola Seca. ¿Por qué decidistéis organizaros a modo de cooperativa? ¿Qué beneficios tiene?

    Sí. La fundé junto a dos amigos y compañeros de El Diluvi en el 2018 y ahora somos ya 10 socios cooperativistas. Bueno, todo empezó con querer dignificarnos como personas trabajadoras. En el mundo de la cultura, y sobre todo en la industria musical, no suelen haber unas condiciones apropiadas. Queríamos tener seguros, una nómina, formar parte de la seguridad social… no sé, lo normal, hahaha. Claramente nadie nos lo iba a dar, así que decidimos llevar a cabo el proyecto cooperativista de Gola Seca. El proyecto más potente y del que nacemos es El Diluvi, así que las tornas no cambiaron mucho. Seguimos como estábamos pero de una forma más conveniente. Cabe decir que eligimos ser cooperativa también por una custion política: queríamos generarnos un empleo de calidad y tener siempre en cuenta el capital social  por encima del capital monetário.

    También se están haciendo un hueco en la opinión publica las artistas que denuncian la falta de mujeres en los carteles y en los escenarios. ¿Qué hay de las mujeres que estáis detrás de los escenarios? ¿De qué otras formas sufrís el machismo de la industria?

    Bueno. Digamos que antes del COVID-19 éste era el tema estrella en mi vida, sobre todo cuando se acerca el 25 de Noviembre y el 8 de Marzo, cuando todo el mundo quiere saber sobre ti, qué opinas, qué piensas, etc…

    Las mujeres que estamos detrás de los escenarios somos MUY POCAS. Muy, muy pocas, de verdad, poquísimas. En lo que llevo trabajando en producción podría decir que mi cartera de contactos es en su mayoría un 90% hombres: tanto a nivel de gestión, administración, organización como a nivel técnico. Como Road Mánager, más de lo mismo. Solo conozco aproximadamente a 5 mujeres que realicen mi trabajo. Y, ¿cuántos grupos se mueven en el estado español? La cifra es penosa, vaya.

    El machismo es exactamente el mismo, pero se manifiesta de formas distintas. Partimos de la base de que yo soy invisible, no tengo voz. Si a mis compañeras las agreden en el escenario ellas pueden pillar un micro y denunciarlo al segundo. Yo no.

    ¿Hay alguna propuesta relacionada con estas precariedades que te gustaria hacer para que se tenga en cuenta de ahora en adelante?

    La única propuesta que hago es a mis compañeras (ya que a ellos les doy por perdidísimos). Si es una misma lucha, que nos tengan en cuenta. Que nos pregunten, que nos dejen opinar y que, por favor, sean nuestro altavoz, no solo el suyo.

    Antes de finalizar, me gustaria introducir una reflexión: Por lo que parece, una mayoria importante de la gente considera que la cultura es entretenimiento. Puede que esa concepción de la cultura no sea la misma para todos y que sea uno de los motivos por lo cuales cuesta tanto ponernos de acuerdo dentro del sector. ¿Qué opinas de esto? ¿Qué es para tí la cultura, Sandra?

    Claro que la cultura no es lo mismo para todxs. Ni es lo mismo, ni es la misma. En una sociedad dividida en clases no lo puede ser. La cultura, su representación, sus formas, está travesada por la clase en la que se genera o por la clase por la que está absorbida. Nunca va a ser lo mismo una cultura dirigida a las masas que una cultura folclórica y por lo tanto, las políticas para su recuperación o supervivencia no pueden ser las mismas.

    Yo entiendo la cultura como un fenómeno social, para mi es una necesidad social para el desarrollo y la manifestación, el progreso y el entendimiento de un pueblo. Podría afirmar que es una producción o reproducción social: la cultura es el reflejo de la sociedad en la que el individuo que la crea vive o entiende. Opino pues, que sí, la cultura de masas es mero entretenimiento y alienación. Esta cultura está hecha por la misma clase que nos explota como trabajadoras. La cultura popular o contracultura es y debe ser (a mi parecer) un instrumento de lucha y cambio. 

    Recomiéndanos un proyecto musical o cultural que hayas descubierto recientemente.

    Pues mira, justo estos días he descubierto el proyecto Soy Cámara, impulsado por el CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona). Éste (https://www.cccb.org/ca/cicles/fitxa/soy-camara-online/34794) es un programa de vídeo-ensayo y documental en el cual se trabajan microformatos experimentales, donde se reflexiona sobre temas actuales y urgentes.

    Gracias por el tiempo Sandra, te deseamos lo mejor.

    Gracias a vosotros.

    Latest Posts

    Carlota y Nawan para la vuelta de Cero en Conducta

    La promotora cero en conducta retoma su actividad el próximo viernes 3 de julio en el espacio Jardines del Palau, el restaurante asociado al Palau de...

    La música vuelve al escenario del Loco Club

    Después de la tormenta siempre llega la calma. En este caso, esperemos que sea al contrario, después de la calma y el confinamiento, esperemos...

    EL PRIMER CONCIERTO DESCONFINADO DE OLAYA ALCÁZAR SERÁ EN VALENCIA

    Olaya Alcázar dará su primer concierto post-cuarentena en la ciudad de Valencia. Después de cuatro meses no ha querido dejar pasar la más minima...

    BELAKO, UN CONCIERTO DE CINE

    Nadie esperaba que la nueva normalidad nos fuera a regalar conciertos tan especiales como el de Belako en el Autocine Drive In (Dénia) del último viernes de junio. El concierto...

    Don't Miss

    Yes I M presenta segundo single, ‘Australia o Indonesia’

    Mario Gutierrez es quien se esconde del proyecto Yes I M y que hace poco tiempo formaba parte de grupos como Chinese Christmas Cards...

    No te metas con F.S., lo nuevo de Biscote

    “Biscote es una banda en cuarentena”, eso pone en todas sus redes sociales. Nacieron en pleno estado de alarma, un poco cansados, un poco...

    Nighthawks es lo nuevo de DouleurDolor

    El dúo formado por Gómez Selva y Mahok vuelven a la carga con su nuevo single llamado 'Nighthawks'. DouleurDolor se trata de un proyecto interdisciplinar...

    Disco Las Palmeras, Grises y Texxcoco en el menú cultural de este fin de semana de La Casa de La Mar y Siroco cultural

    Siroco Cultural, Valmúsica y La Casa de la Mar siguen trayéndonos una gran oferta cultural para hacernos más llevaderos los fines de semana en...

    Leiden laza su nuevo EP ‘Impulso Natural’

    El pasado viernes 15 de mayo Leiden lanzó un nuevo EP de 6 canciones titulado 'Impulso Natural' (Warner Music Mexico). La artista cubana-mexicana nos envuelve...