25.4 C
Valencia
miércoles, abril 14, 2021

Crónica del concierto de Thee Vertigos y Acapvlco en 16 Toneladas (05/01/2015)

-

_MG_9940-2

El día 5 de Enero toca ir a ver a Thee Vertigos en el 16 Toneladas. Ese era mi pensamiento desde el principio, sin ningún tipo de perturbación, me dispongo a entrar en el coche e ir hacia el concierto. Después de las birras de rigor, obligadas antes de un buen concierto, entramos a la sala. Un poco más tarde de la hora estipulada, salen al escenario la banda que hacía de ‘support’. Me habían dicho que se llamaban ‘Acapvlco, pero con “V”, eh?’.
Lo primero que pienso de ellos es que son tres. Como para la mayoría de los grupos que hacen ruido del bueno, tres nunca es cantidad, sino calidad. Lo segundo que pienso es que tienen pinta de estar ‘colgaos’. Lo mejor de todo, es que tenía razón en ambas. Desbordaban calidad, y sin duda estaban ‘colgaos’.

_MG_9769-1

Lo demostraron en todas y cada una de las 11 canciones que compusieron su concierto, su sonido ‘beach grunge’, así lo han definido ellos, puede sonarte a ‘Peace’ en algunos momentos, y en otros a ‘The Orwells’, grupos emergentes de la actual escena británica. Me gustaron especialmente dos canciones de la recta final del concierto: ‘Too Drunk’, distorsión y muy buenos coros, aunque demasiado corta, y ‘No Friends’, melodías pegadizas y ritmo bailable en las que se vio a la gente moverse más que en ninguna otra canción. ¡Habrá que echarles un ojo próximamente!

He de decir en mi defensa que resulta rematadamente compleja la labor de hacer una crónica en semejante ambiente embriagador… psicodelia, reverberación, misticismo y el curioso y admirable trabajo a cargo de Acidi Menti, regalándonos unas proyecciones hipnóticas que abdujeron al público desde el minuto uno.

_MG_9784-1

Sumergida en tal panorama sonoro-visual, una pierde de vista la transición del Setlist, y casi es mejor dejarse llevar… parece que ésto va más de sensaciones.
En el escenario, Alv a la batería, Mau al bajo, Fer guitarra y micro, y Dani más guitarra y más micro. Y mucho grito.
Los vértigos comienzan acompañados por un efervescente séquito de aficionados y groupies bailongas.
Arrancan con garra, buscando guerra, directa declaración y potencia instrumental; son una banda de garaje, que quede claro desde ya.

_MG_9913-1

Con ritmos ágiles nos van tele-transportando al pasado en platillo volante, sin tardar en presentarnos un tema de su recién horneado primer EP “The Swirling Sound of Thee Vertigos”, editado por el sello Jaguar.
Se trata de “I’m Gone Slide”; apresurada versión de los Dagenites, llevada con mucho ritmo y contagiosos aullidos.
Creo que todos pensamos igual…suenan bien, pero que muy bien; y no puedo parar de repetir tal frase con fascinación, a todo aquel que tengo al lado.
Derramando originalidad y frescura van dando saltos temporales, entre talentosos temas propios y versiones. Movimiento de cabeza, actitud, y a los pies mucho Wah Wah, generando modulaciones a base de pedal y envolvente virtuosismo guitarrero.
Proceden con “Chinese Dagers”, tema con el que abren su siete pulgadas.
Exquisito gusto y resulta inevitable…¡se les ve el plumero rythmanblusero! Se les cuelan entre sus cuerdas los primerizos Stones, como si giraran en el tocadiscos los Yardbirds, los Kinks o los Animals; mucha macedonia de influencia british que cocinan con enorme personalidad.

_MG_9867-1

Otro ejemplo de ello, su aclamado “Kangaroo”. Un rockanrol eficaz y enérgico, con el que una vez más constatan que se han hecho hueco en la ya consolidada ola garajera valenciana; ese imparable oleaje de bandas sixties rockanroleras que llenan de orgullo mi sangre fallera.
Mucho beat y oscuridad, y entre grito y grito, pequeño inciso western, generando una galopante Jam instrumental, al más puro estilo Apache.
Suena el genial “Puppet man”, de nuevo máxima compenetración entre los integrantes; y si se trata de rescatar reliquias, abran paso…
Se arrancan con cuatro acordes como disparos, que pretenden poner el broche final, la audiencia se viene arriba, turno del single de los 13th Floor Elevators.
Un divertido cover que nos presentaron hace pocos meses en forma de videoclip, bajo el nombre de “Te voy a echar de menos”.
Comprobamos como se atreven con atemporales himnos, logrando una literalidad muy agraciada, y derrochando frescura y juventud a raudales.
Momento de los vises, y saben bien cómo seducir al personal, proponiéndonos el siempre desenfrenado “Have love will travel” de los Sonics; saltos y melenas al viento, como no podía ser de otro modo.
Pero el público sigue ajetreado, la cosa no acaba; vuelven y se despiden, se despiden y vuelven, y vuelve a sonar el Kangaroo rock ¿por qué no? Nos encanta y no hay espécimen que se resista a bailarlo.
Fer aprovecha para agazaparse con su guitarra, pose Chuck Berry, y de un salto se cuela entre el público.
En definitiva, un absoluto gustazo, una deliciosa cita de oscura perversión sicodélica y mucho rock and roll, rythmanblues gamberro, y poco más que añadir…
Éstos chicos prometen.

Texto: Rafa Adrián y Claudia Torán
Fotos: VikPamNox

- Advertisment -
VikPamNoxhttp://www.facebook.com/VikPamNox2
Fotógrafo, cronista y ser humano. Beer Brother a tiempo parcial y pastor a tiempo total de la Primera Iglesia Presleyteriana de L'Eliana. Comprador y coleccionista compulsivo de discos. Enfermedad pura. Rock 'n' Grohl.
- Advertisement -
- Advertisement -