25.4 C
Valencia
miércoles, abril 14, 2021

Así fue la actuación de Geografies y Max Secreta en el Intruso Bar de Madrid

-

Poco antes de las seis de la tarde del pasado sábado llegábamos al Intruso Bar de Madrid para asistir al primer evento de Animal Iceberg y ver las actuaciones de Geografies y Max Secreta, dos de las bandas que han pasado a formar parte de esta reciente y ecléctica iniciativa artística y que vienen estrenando nuevo material.

DSC_0098

En el caso de Geografies, banda valenciana que ha surgido a finales del año pasado y principios de este 2015 con miembros de Spheniscidae y 121 dB, llegaban para presentar en Madrid su primer trabajo en común bajo el título: Primer Condicional (Febrero 2015). El día anterior venían de debutar en La Rambleta, nada mas y nada menos, con Sidonie y Beach Beach en el IX Aniversario del Vinilo Valencia.

En un ambiente distendido, Iñigo Soler (voz y guitarra) Alejandro Gómez-Lechón (guitarra y coros), Ramón Marrades (bajo y coros) y Albert Belda (batería), ocupaban sus puestos. Hay quye decir habitual ver a bandas valencianas en la capital, pero no que tengan propuestas en su dialecto natal, y al que no hay que tener miedo, porque se entiende sin problema. Sin embargo no es lo único que puede describir a Geografies, que ha pesar de ser una banda tan joven cuenta con músicos con experiencia a sus espaldas y que se han reunido en este nuevo proyecto para hacer y sentir la música. El pop rock del que hacen gala nos lo transmitieron en su actuación con Ágave, Primer Condicional y Desertes Geografies, como temas incluidos en su primera demo, pero nos dejaron con cinco nuevos temas bajo el nombre Cada Matí, Cistelles Grogues, Camí, La Resposta y Al·lèrgia los cuales están previstos para editar en estudio este 2015. Con estas canciones se plasmó un sonido que juega con la intensidad y hace bailar los matices para terminar de dibujar los paisajes de esas geografías, de esas playas melancólicas que marcan los versos de sus canciones. El resultado fue satisfactorio para todos, el reconocimiento canción tan canción a una banda que se le notaba cómoda y tranquila sobre el escenario, muy madura para la juventud de sus integrantes y como formación, que fue despedida entre los aplausos de un público muy agradecido y así dejar paso a la siguiente actuación.

DSC_0165

Tras un pequeño descanso y dejar todo a punto en el Intruso, era tiempo para que Max Secreta demostraran lo que saben hacer. Refrescando un poco sobre esta banda podemos decir que el trío madrileño salía a la palestra a principios del año pasado con Aprender a Leer y en febrero nos ha dejado seis nuevas canciones en un EP titulado Fiebre Sentimental, siguiendo la estela del indie-garage con la que empezaron.

DSC_0174

En cuanto a su actuación podemos decir que Max Secreta tiene bien aprendido el lema de lo bueno si breve, dos veces bueno, y es que van al turrón. Ninguna de sus canciones pasa de los cuatro minutos de duración y a las que les podrás coger el ritmo rápidamente, aunque hayan prescindido del bajo como instrumento (y sin miedo), es bien suplido por las pedaleras de las guitarras de Javier Casado y Jaime Ripa y la pegada en la batería de Simone Folcarelli.

DSC_0184

Realizaron un repaso completo a sus dos trabajos, moviéndose entre lo pegadizo y lo oscuro mientras los asistentes se iban calentando y quitándose un poco la vergüenza para saltar y hacer un poco el gamberro. Y es que además, probablemente si asististe al concierto salieras del Intruso tarareando alguna de sus canciones porque no salía de tu cabeza como puede ser el caso de Mosca Tsé-Tsé, Gatópolis, o El Verano de los Errores, este último interpretado por segunda vez para un público que quería seguir disfrutando y pedía mas siendo incluso mas vitoreado que la primera vez para bajar el telón en la sala madrileña.

DSC_0207

- Advertisment -
Pablo Quejigo
Mente inquieta y melómano forjado a base de viajes en el coche y mañanas dudosas de domingo.
- Advertisement -
- Advertisement -