Compartir

Con el Gasteiz Calling, Vitora-Gasteiz se convertía durante dos días en la ciudad envidiada por cualquier amante del punk/rock/hardcore. Llegaba la segunda edición con una mejora considerable de sonido en el Iradier Arena, un aumento en las barras para el disfrute continuo de kalitmotxo u otras bebidas, y actividades paralelas durante el fin de semana.

No pudo faltar el Warm Up Party de este año del Jimmy Jazz, en cuyo cartel se podían leer nombres como Authority Zero, Strung Out y Angelic Upstarts.

Para abrir la noche, nos encontrábamos a unos puntuales Frenetik representado la escena local. Si bien comenzaron con una escasa afluencia del público, comprensible dado al ser un día laboral y lo temprano que era, terminaron con un caluroso y merecido número de personas en la recta final de su actuación.

Authority Zero dejaron un espectacular directo, aun teniendo ciertos problemas técnicos con la guitarra. La experiencia de la banda estadounidense era más que notable, su cantante Jason DeVore no dudó en ningún momento en bajar del escenario y unirse al público, que aumentó de número considerablemente, para que no dejaran de cantar. Se centraron en los temas más clásicos, por lo que no pudieron faltar temas como “Over Seasons” o “Revolution”.

dsc_1364-copia

En contraste a la banda anterior, llegaban los alemanes Slime, unos clásicos que no pudieron mantener la llama encendida. La gente empezó a escasear nuevamente y no conseguían mover al público como lo hicieron los estadounidenses, pero sí se pudo contemplar a los fans más fieles de la banda y fueron pocos los temas que no corearon.

Strung Out, una de las bandas más esperadas de la noche, no consiguió satisfacer del todo al público, al menos al más exigente. Lo que le sobraba a Jason Cruz de “actitud” en el escenario, le faltaba de entonación en algunas canciones. El setlist elegido para aquella noche no fue de agrado general para los asistentes, aunque, en algunos de los temas, el público se atrevió a subirse y lanzarse del escenario, desafiando al personal de la sala si fuera necesario. Una vez terminado el show, todos intentamos salir de la sala ya que el calor era insoportable.

dsc_1791-copia

Y, como plato final, llegaban los cabezas de cartel Angelic Upstars, uno de los clásicos dentro del panorama Oi!. Puede que haya pasado mucho tiempo desde que comenzaran su carrera musical, que se les pueda ver fatigados en cada uno de los temas, pero consiguieron mover al público de una forma envidiable con temas como “Anti-Nazi” o “Two Million Voices”.

dsc_1830-copia

Cabe mencionar que con los ingleses no acabó el Warm Up Party, la fiesta continuó con la gente de Rockzone para los que se quedaron con ganas de más.

Esta segunda edición, se vio ampliada con actividades paralelas en diferentes puntos de la ciudad como el Vermut Sessions, que nos ofreció los conciertos acústicos de Dani Llamas de G.A.S. Drummers y John and Joey de Old Man Markley, o un campeonato de skate organizado por Vans. Mientras el festival esperaba abrir sus puertas a las 16:00.

dsc_1944-copia

La banda que inauguraría esta edición sería G.A.S Drummers, quienes sudaron la gota gorda en pleno sol. Destacaron por su sonido más que por dar espectáculo, ya que estuvieron estáticos en la mayor parte de su actuación, pero, ¿y qué? los andaluces hicieron más que un correcto trabajo apoyado por sus fans.

The Interrupters sin duda fueron una de las sorpresas de esta edición. Los californianos se estrenaban en la península de la mejor manera posible, se encontraron con los asistentes más bailongos de toda la jornada. La increíble voz de su cantante Aimee Interrupter iba acompañado de los mejores ritmos del ska y el punk rock. Un buen sonido y una perfecta actuación nos dejó a todos con la boca abierta, sobre todo con temas como “A Friend Like Me”, “Take The Power Back” o “By My Side”. Esperemos que vuelvan pronto.

Si ha habido polémica este año, Anti-Nohwere League ha sido el centro de atención. Acusados y tachados de homófobos por las letras de algunas de sus canciones, se enfrentaban a un público dividido. Pero, esto no duro mucho, ya que su guitarrista Tommy H al avistar una bandera del orgullo gay entre el público, la pidió para colocarla en uno de los amplificadores que había en el escenario, poniendo punto y final a este conflicto. No pudieron faltar temas como “So What”, “Streets of London” o “I Hate People” que hicieron temblar la plaza.

dsc_2139-copia

Como una bala, y con un uniforme muy español, salió el cantante Aitor Ibarretxe a dar la nota como él solo sabe hacerlo. Lendakaris Muertos nos dieron el concierto más divertido y no es de extrañar. Nadie pudo aguantar a cantar junto a ellos alguno de sus temas más conocidos como “Oso panda”, “Eta, deja alguna discoteca” o Veteranos de la kale borroka”. Una fiesta de principio a fin.dsc_2233-copiaCon Youth Brigade se estrenó la plataforma para realizar stage diving, cortesía de la organización (con esto se ganaron un 10). El público estaba frenético en todo momento, más aún con los temas “Guns Are For…”, “Alright Then” y “Blown Away”, aunque para algunos se nos hizo algo monótono.

dsc_2328-copia

Presentando “A War Against You”, los californianos Ignite hicieron lo mejor posible sin uno de sus guitarristas, la voz de Zoli Teglas fue de un notable alto y el público se vio entregado. No faltaron los clásicos en su repertorio “Live For Better Days”, “Let It Burn”, la versión de U2 “Sunday Bloody Sunday” y “Bleeding” de su fantástico álbum “Our Darkest Days”.

Qué decir de Gorilla Biscuits, uno de los grupos clave en el movimiento hardcore y más esperados en esta edición, sobre todo para la gente de la vieja escuela. Una vez escuchas el sonido de la trompeta, sabes que algo importante va a suceder, que “New Direction” va a empezar y con el un sin parar de saltos, coros y buena música. Hubo que amarrar bien la plataforma del stage diving, donde se animó a bajar hasta Anthony Civarelli, porque lo que ocurrió fue una auténtica locura visible desde todos los puntos posibles.

dsc_2518-copia

La actuación de Penniwyse coincidió con el cierre de la cubierta, esto generó un sonido en lata y las quejas de muchos de los asistentes. No consiguieron arrancar verdaderamente hasta llegar a sus temas más conocidos como “Fuck Authority”, Revolution” y “Bro Hynn”, temas míticos que dejaron todos los problemas a un lado, y donde gran parte del público llegó al éxtasis. Muchos creyeron, o más bien dicho, desearon, que Zoli Teglas hubiese colaborado en algún momento del concierto, pero, nos quedamos con las ganas.dsc_2553-copia

La gente se espera que un grupo formado por personas de más de 60 años de edad, no estén hechos para este tipo de festivales o no tengan el aguante necesario, pero, Cock Sparrer no son así, pertenecen a otro mundo. Los londinenses dieron sin duda el mejor concierto de este Gasteiz Calling, temazos como: “Take ‘Em All”, “Riot Squad”, “Argy Bargy”,“England Belongs To Me” o “I Got Your Number” consiguieron sacar los mejores momentos que el público te puede dar.dsc_2793-copia

Los noruegos Turbonegro fueron la mejor elección para terminar esta fiesta, porque ellos saben lo que hacen, conquistar al público, ya sea con temas del nivel de “All My Friends Are Dead”, “The Age Of Pamparius” o los sensuales movimientos de su cantante Duke Of Nothing. Puede que empezase a escasear el público, dada las horas de festival que todos llevamos encima, pero fueron acogidos sobresalientemente.

dsc_2921-copia

Con todo esto, terminaba la segunda edición del Gasteiz Calling, un festival que está luchando, correctamente, para competir entre los mejores festivales de España. Punk-rockeros, esta puede ser vuestra nueva Meca.

Para todas las fotos visitar la página de Furyo State Photography o búscate aquí en el álbum del público.

Y, no puede haber un gran festival sin un gran público.

 

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!