25.4 C
Valencia
jueves, mayo 13, 2021

Néstor Rausell y Los Impostores, rock&roll desde el infierno

-

Para los “adictos” a los conciertos, acudir a La Casa de La Mar, es una muy buena opción. Es un lugar amplio, ventilado, donde se respetan las distancias, sirven en las mesas para evitar la circulación de personas y el ambiente es agradable. No se puede saltar en primera fila chocando tu cuerpo contra el resto, ni cantar a grito “pelao”, pero si, ver una actuación en directo y combatir un poco el “mono” con una dosis de “metadona sonora”.

Con un lleno casi absoluto y todo dispuesto, a las 20.40 de la tarde, Los impostores encendían sus amplificadores Marshall y Néstor Rausell se colgaba la guitarra al cuello para dar comienzo al show, que se prolongaría durante la siguiente hora y cuarto.

Les costó un poco entrar en calor, a la banda y al público, pero rápidamente tanto los unos como los otros se metieron en su papel y disfrutaron del tadeo de rock.

Estuvieron naturales, espontáneos y entregados.

A pesar de bajar la intensidad y el volumen habitual de las canciones ofrecieron un concierto de lo más elegante y nos regalaron varios solos, varios punteos y algunas joyitas con las que vistieron el recital.

Las condiciones y el formato no dieron para que se “asalvajaran”, como el propio Néstor decía.

Hacer rock, que sea buen rock y hacerlo con elegancia no es sencillo. Al verlo fluir así se puede pensar que es de lo más normal, pero nada más lejos de la realidad, ahí hay trabajo y del bueno mezclado con  un tanto de virtud para hacerlo así de bien.

Cuando una banda tiene que manejarse ante tantos elementos y tantas circunstancias subyacentes; discográficas (muchas veces autoproducciones) conseguir bolos, negociar cachés, asumir riesgos, apostar a ciegas, y todo esto después de haber compuesto canciones y haber conseguido armar un álbum mucho más que digno, además ahora hay que afrontar las circunstancias del tema covid que, sin duda, pone las cosas aún más difíciles cuando no imposibles.

Es un regalo disfrutar de un momento así, como el que vivimos en La Casa de la Mar de la mano de Néstor Rausell y Los Impostores.

Nos toca disfrutar de la música con profilácticos.

Una banda de rockeros, tocando a bajas revoluciones, a bajo volumen, en un formato semiacústico o semi eléctrico, como teniendo que contener toda esa trilita que en otras circunstancias haría arder el escenario, y que, aún y con eso, consigan salir airosos, tiene mucho mérito.

Ofrecieron canciones del último trabajo y de los anteriores, y alguna versión ya muy famosa en su repertorio, como la “Nestorraullrizada” versión de Maldito Duende. Un clásico que la banda se ha llevado a su  terreno, con una interpretación muy personal y aunque la banda tenga claras influencias Bunburynianas, si no conociésemos la canción, bien la podían haber escrito ellos mismos. Más abajo podéis pinchar el link que os lleva a la playlist del repertorio del concierto.

Cuando todo esto pase,  va a ser un estallido de color, de amor, de vida, amigos, de rock al fin al cabo, y hasta entonces y como siempre, la música nos salvará. Tal y como demostraron  Nestor Rausell y los Impostores cuando  lo dieron todo sobre las tablas para que el público pudiese disfrutar y volver de un concierto a  sus vidas con una sonrisa un poco más grande.

Saludo y r’n’r

Set list del concierto en Spotify:

- Advertisment -spot_img
Javier Chicohttp://vierchi.com
Solo cuando duermo no estoy escuchando música. Insomne. Disfrutón. Trabajo con la madera. Tengo en mi cabeza un montón de palabras y las voy esparciendo por aquí. Intento contar lo que veo en los conciertos. Emotion developer.
- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img