25.4 C
Valencia
sábado, mayo 15, 2021

FKA Twigs – Magdalene

-

Cuando sacas listas con lo mejor de la década unos meses antes de que termine, pueden ocurrir cosas como ésta. “Magadelene” no es sólo un claro candidato a disco del año, sino que es en mi opinión el mejor disco de FKA Twigs y un disco que merece estar en posiciones muy altas entre los discos de los últimos 10 años.

Ya han pasado 5 desde su anterior trabajo, y más de cuatro desde la última vez que Tahliah Barnett sacó nuevas canciones. Tiempo en el que la artista ha pasado, entre otras cosas, por una ruptura sentimental y por graves problemas de salud. Estos dos hechos han sido, como ocurre en otras ocasiones, la génesis de un disco conceptual desgarrador, que trata sobre su empoderamiento personal, la depresión, la exposición pública o la relación con tu cuerpo.

Un fotograma de su videoclip “Holy Terrain”, tema interpretado junto a Future

A nivel musical es un disco muy estético, en el buen sentido. De los pocos discos que son capaces de sobrecogerte en una primera escucha. La voz de Tahliah es protagonista e hilo conductor. En cuanto a la producción, simplemente es de otro mundo. Experimentación, orquestaciones, beats y glitchs que hacen que el pop pegue una gran zancada hacia adelante. Algunos de los mejores productores de la escena electrónica experimental están detrás de ella. Daniel Lopatin (Oneohtrix Point Never), Arca o Skrillex, pero sobre todo Nicolas Jaar.  El cómo Tahliah ha contribuido en todo ese esqueleto es para mí una duda, pero “Magdalene” parece la evolución natural de sus anteriores trabajos. Y pese a lo variado de la producción y del amplio elenco de nombres tras ella, el disco suena perfectamente cohesionado y no como una sucesión de temas inconexos.

FKA Twigs Live at Maida Vale

“Magadelene” no es un disco perfecto. La segunda mitad del disco no es tan brillante como la primera, al menos en las primeras escuchas. Aunque “Cellophane”, la canción que lo cierra, te deja con muy buen sabor de boca.  También ocurre en algunos momentos que la música se siente muy estudiada. El tener tanto tiempo para preparar un disco hace que le des muchas vueltas y se pierda algo muy importante en cualquier proceso creativo, el sacar lo que llevas dentro de una manera instintiva y visceral.

 

Estoy seguro que en este sentido, las canciones del disco sacarán ese lado cuando se presenten en directo y se pierda un poco esa meticulosidad del estudio. Espero poder corroborarlo pronto, quizás en Primavera Sound 2020. Pero hasta ese momento “Magdalene” es un disco al que estoy enganchado. Es un disco precioso.

 

Texto: Andrés Rojo

- Advertisment -spot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img