25.4 C
Valencia
jueves, septiembre 16, 2021

Descansa en paz, Charlie

-

Hay días que crees que nunca van a llegar, que sabes que los años van pasando y que nada es eterno pero te resistes a creer que cosas como la que ha pasado hoy pueda llegar a pasar. Hoy los Rolling Stones ya no son los Rolling Stones.

Desde pequeño los Stones han sido mi banda favorita y mucha culpa de ello la tiene mi padre y es que en casa siempre sonaron constantemente. Bueno, en casa y fuera de casa ya que en aquellos viajes en coche raro era cuando, si el viaje era largo, no se ponía algún cassette de sus satánicas majestades. Y mi padre, de entre todas las bondades o virtudes a destacar de las canciones de la banda, siempre me decía “escucha la batería, que sobriedad”.

Les ví en directo hasta en seis ocasiones y tres de ellas fueron con mi padre, dos en Madrid y una en Barcelona, y de nuevo, al verlos sobre el escenario, me decía “fíjate en Charlie, la batería más básica del mundo, sin alardes, caja, toms, bombo, charles, platillos y a funcionar”. No fallaba una y Keith Richards siempre decía lo de que en los directos de los Stones, cuando se perdía o se dejaba llevar, él solo tenía que mirarle para volver a conectar.

Ha habido baterías más míticos ya sea por su calidad como por sus excentricidades o vida alborotada pero para mí Charlie siempre será el más grande. Hoy se ha ido el más grande y los Stones ya nunca más serán los Stones.

Descansa en paz.

- Advertisment -spot_img
Mike
Director y fundador de La Gramola de Keith. Apasionado de la música y camarógrafo y editor de video a tiempo parcial en Nanuk Audiovisual Studio.
- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img