25.4 C
Valencia
miércoles, abril 14, 2021

Crónica del Primer Aftersun Music Day

-

Tras un verano de gran diversidad musical la última gran cita de la provincia de Castellón fue el pasado sábado 1 de Septiembre en el Grao de Castellón. El primer Aftersun Music Day llegó con un potente cartel a la Sala Opal para ofrecer a los asistentes un plan diferente para el sábado noche. Debigote, Eladio y los Seres Queridos, Vetusta Morla y La Casa Azul junto un gran elenco de Dj’s hicieron que la gente disfrutase de la música desde las 21’00h. hasta casi el amanecer por solo 25€.

Los castellonenses deBigote fueron los encargados de dar el pistoletazo de salida a este festival. Con sus aires pop y tras haber sido su primer EP el 4º mejor disco por Mondo Sonoro de la Comunidad Valenciana, que Nomepierdoniuna.net les mantenga en el Top 3 de lo mejor editado en Castellón en 2011 y haber teloneado a Lori Meyers en 2011 en Opal, regresaron a la misma sala para abrir la noche indie.

El siguiente turno fue para Eladio y los seres queridos. Con Eladio Santos y sus seres queridos la noche fue tomando forma y la sala empezo a llenarse. Los de Vigo que han tocado ya muchas veces junto a Vetusta, tienen muchos seguidores que cantaron una tras otra las canciones que sonaron en una noche tan fresca como la del sábado. Un set list compuesto por temas como EEUU, La cruz, Sueño, Miss Euro, España, Medidas, Con el corazón en la mano o Himalaya. Un concierto que nos dejó con ganas de más música en directo.

Y llegó el momento más esperado por la mayoría, el momento de Vetusta Morla. Con casi lleno absoluto empezaban a sonar los primeros acordes de estos madrileños tan afamados, fama bien merecida. Entre los primeros temas sonaron Rey Sol y Copenhague y mientrás tanto la fuerza del público y de la banda iban creciendo. Recordaron más temas de Un día en el mundo, como Valiente, Sálvese quien pueda o La cuadratura del círculo, tema que cerró su concierto. Entre canción y canción Pucho se reivindico en nombre de ellos sobre la subida de IVA y como van las cosas en este país. En el río, Días raros, Maldita Dulzura, Mapas, Baldosas amarillas, Boca en la tierra y otros temas de Mapas junto a Iglús, regalo que nos hicieron de su primer disco Mira, redondearon y pusieron la guinda a un enorme concierto que hizo venir arriba Opal.

La casa azul con su pop bailable y fresco fueron los encargados de cerrar la parte de los conciertos. Guille Milkyway con su adorable personalidad pidió disculpas porque habían tenido problemas técnicos y nos compenso con un concierto que levantaría hasta a los muertos. Escuchamos y bailamos Sucumbir, Los chicos saltarán a la pista, La fiesta universal, Colisión inminente, Terry, Peter y yo, Sálvese quien pueda, La niña más hermosa,… la mayoría de los temas que componen su último trabajo. Y entre temas que sonaron al teclado no podía faltar Yo también, el tema de la banda sonora de la película que tiene ese mismo título, tema que ya es todo un himno. También pudimos escuchar en este mismo formato Como un fan. Y entre tanta canción nos regaló un mix en el que sonó Galletas. La revolución sexual, como no podía ser de otra manera, cerraría este concierto que hizo que el público disfrutase a pesar de ser tan altas horas.

A continuación, el AfterShow que ya era de acceso gratuito con The Gato TV (Tvno & Dj Gato) desde Razzmatazz (Barcelona), Colin Peters desde Ibiza Rock Nights, Marc Barceló de Fraguel Rock y los Pound djs, hizo que los que todavía tenían ganas y fuerza para seguir de fiesta disfrutaran de la mejor música y bailaran casi hasta el amanecer.

En un principio este festival iba a celebrarse en las instalaciones del Impala, pero a última hora, y quién sabe porque, hubo cambio de ubicación, no muy lejos de allí. Opal, una sala bastante amplia, de muy buena acústica, pero de escenario pequeño para bandas del tamaño y magnitud como son Vetusta Morla y más si hablamos de festival y de cambios de equipos. Esto ocasionaría durante la noche problemas de retrasos entre cada concierto y al hacer cambios de equipos que, por ejemplo, hicieron al público esperar alrededor de una hora entre el concierto de Vetusta y el de La casa azul, lo que causo que la cantidad de gente fuese en descenso. Cuatro conciertos que habiendo empezado a sobre las 21’00h. acabaron casi a las 4’00h. de la madrugada, dejando muy poco tiempo para los Dj’s.

De todas todas, los que allí estuvimos disfrutamos como niños cantando y bailando con grupos tan importantes como los que el Aftersun Music Day nos regaló en su primera edición. El año que viene esperemos que más y mejor.

Texto y fotografías: Rosana Ayza

- Advertisment -
Mike
Director y fundador de La Gramola de Keith. Apasionado de la música y camarógrafo y editor de video a tiempo parcial en Nanuk Audiovisual Studio.
- Advertisement -
- Advertisement -