25.4 C
Valencia
sábado, septiembre 18, 2021

9 de marzo (III)

-

A las mujeres nos han vendido el relato de que la música rock es algo propio de hombres, que ellos la han creado, que es suya. Nosotras hemos accedido después, cuando ya todo estaba hecho, y siempre en inferioridad numérica. Constantemente hemos leído frases como “una mujer en un mundo de hombres” para referirse a músicas como Joan Jett o Patti Smith, y todas las que nos dedicamos a esto sabemos que el mejor cumplido por parte de un hombre es decirnos que “cantamos o tocamos como un tío” o que “no somos como las demás”. Parece que la calidad de una mujer en el mundo del rock se mide en tanto en cuanto pueda desprenderse, precisamente, de su condición de mujer. Eres mejor rockera cuanto menos femenino sea aquello que haces.

Cuando una se acerca a la historia del rock encuentra un relato épico de rebeldía y rebelión masculina, una historia en la que las mujeres juegan el papel de groupies y, solo de manera anecdótica, el de músicas. Sin embargo, cuando una ahonda un poco más y se documenta mejor, descubre que las mujeres siempre estuvimos ahí, desde el principio, como creadoras y como artistas. Las mujeres también inventamos el rock y también nos pertenece, por derecho. No somos unas invitadas que llegan tarde, ni somos una anécdota en la historia: Sister Rosetta Tharpe o Big Mama Thornton son dos personas clave en la invención del rock and roll, sin ir más lejos.

Es el momento de tomar lo que es nuestro. Porque sabernos parte, sentirnos parte, dejar de entrar pidiendo permiso, dejar de ver el rock como un sitio en el que somos las extrañas y reivindicarnos como dueñas, en igualdad de condiciones que nuestros compañeros, es la mejor manera de empoderarnos. Nosotras, como músicas, y también como público, tenemos la responsabilidad de apelar a nuestras pioneras, de dejar de sentirnos como extrañas, de gritar que el rock es nuestro, que nos pertenece y que haremos con él lo que nos dé la gana; lo tocaremos como queramos, lo reinventaremos como queramos, y jamás volveremos a necesitar la aprobación masculina.

Tocaremos como tías y cantaremos como tías.

Mafalda - LAS QUE FALTARON [con Rebeca Lane] (Videolyric oficial)

- Advertisment -spot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img
- Advertisement -spot_imgspot_img