25.4 C
Valencia
martes, abril 13, 2021

Así vivimos el concierto de Juan Perro en Valencia dentro del ciclo Live The Roof

-

Foto: Juan Limousine
Foto: Juan Limousine

“Y subí a lo alto de aquella torre de espejos que casi rozaba el cielo. Y allí nos encontramos todos a la espera del trovador de cantos. La noche acontecía gradual y pausadamente, dándonos como colofón unas vistas envidiables de una Valencia nocturna y mágica. La espera estaba siendo gratificante y amena con mis seres queridos que me acompañaron para tal deseado festejo.

Y apareció el trovador, con su flamante traje gris y su impecable sombrero de estilo italiano de ala corta. Antes de comenzar pronunció unas gratas palabras para todos los allí presentes, se sentó y con guitarra en mano comenzó a contarnos y a cantarnos deliciosas historias de otros lugares, de otros paisajes, de personajes de cuentos, de personajes pasados y actuales, de este siglo o del pasado…. Mientras brotaban gorgoritos de su gaznate cual pájaro cantor, sus pícaros ojos y su amplia sonrisa deambulaban sutilmente de un extremo a otro del escenario carmesí, con esa naturalidad innata de un gran trovador. De esos que, escasean en estos días y que tanta falta nos hace para transmitirnos el legado de nuestros antepasados, de nuestros ancestros, para, con sus historias saborear y disfrutar de la cultura de nuestras raíces, o las de otros y llevarnos a países lejanos y ajenos o cercanos. A veces, tan cercano, que uno se olvida que nunca ha estado allí. Porque el susodicho, nuestro trovador, nos relata cantando y contando de tal forma, con esos pequeños y tan importantes detalles, con sus gestos, con su profunda voz unas veces y juguetona otras, que implica y seduce intrínsecamente a que una fantasía se convierta en una realidad casi tangible. Y así fue, como una vez más, el trovador, conquistó mi corazón.“

No era la primera vez que había tenido el gusto de disfrutar de un concierto de Juan Perro, pero esta ocasión era especial. Un conjunto de circunstancias personales junto con el formato íntimo en la preciosa terraza del Barceló Hotel al que tuvimos la suerte de asistir los allí presentes, hizo que en conjunto fuera único e irrepetible. Santiago Auserón se convierte en Juan Perro en cada concierto para deleitarnos con sus vivencias, con su carisma, contagiándonos de su entusiasmo por el amor a la música y la cultura, ofreciéndonos algo que parece tan sencillo y que realmente no lo es…. Ese “algo” que muy pocos artistas tienen al que unos le llaman don, duende, carisma u otros muchos adjetivos más. Solo sé, que durante todo el concierto me quedé como una niña escuchando sus historias intentando no perderme cada gesto, ni cada palabra y riéndome con sus anécdotas, y por supuesto, disfrutando con cada canción. Si es que, cualquier palabra escrita me parece poco o nada para describir todas las sensaciones que me regaló aquella noche.

Durante el concierto sonaron muchos de sus temas más emblemáticos como Río Negro, Fonda de Dolores, Semilla Negra, Pies en el Barro, Obstinado en mi Error, José Rasca, A un Perro Flaco, El Carro, Señora del Mar, Poco Talento, El Forastero o El Mirlo del Pruno por ejemplo y algún tema como novedad. Por supuesto hubo un par de bises y nos quedamos con la pena del final de un concierto autentico, con el sabor a miel y a delicias en los labios por lo vivido y las ganas de una próxima vez.

P.D : Un consejo, no os perdáis la oportunidad de asistir a los conciertos de Live the Roof. Son todo un lujazo!

- Advertisment -
VikPamNoxhttp://www.facebook.com/VikPamNox2
Fotógrafo, cronista y ser humano. Beer Brother a tiempo parcial y pastor a tiempo total de la Primera Iglesia Presleyteriana de L'Eliana. Comprador y coleccionista compulsivo de discos. Enfermedad pura. Rock 'n' Grohl.
- Advertisement -
- Advertisement -