Compartir

MIÉRCOLES 10

Me habían hablado maravillas del Sonorama Ribera, de su ambiente, de su organización, de su vino, de su temperatura, de la Plaza del Trigo… y tuve que ir a verlo con mis propios ojos.
Llegué el miércoles 10 a mitad de tarde y la temperatura era igual que la que había dejado en Valencia: calor. Tras recorrer el camino de la estación de buses hasta el cámping e instalarme bajo un toldo de árboles y sobre un lecho de agradable pinocha, me dirigí al escenario que cada año instala el Sonorama en el propio cámping.

Allí estaban los miembros de Morgan, banda que ya conocemos en esta web, dispuestos a ofrecer un concierto brutal que acabó con los gritos del público exigiendo una actuación de los madrileños en el escenario principal del festival. Coincido con la totalidad del público: merecen estar en el recinto de conciertos y no en el cámping el año que viene.

Morgan /// Fotografía: VikPamNox
Morgan /// Fotografía: VikPamNox

Tras ellos, un descafeinado concierto de Bozza y otro tanto de los argentinos Super Ratones pasaron sin pena ni gloria por el escenario del cámping mientras el público se ocupaba más de beber y socializarse. Cuando la fiesta decayó totalmente, me dirigí al pueblo a ver la electrizante sesión de Blutaski en el Café Central, en pleno casco viejo de Aranda.

JUEVES 11

Al día siguiente, tras acudir a la rueda de prensa de la organización y el Dúo Dinámico y degustar las delicias del Mesón de la Villa, nos encontrábamos con la actuación sorpresa de Miss Cafeína en la Plaza del Trigo.

Tras volver al cámping a pillar avituallamiento y pasar por las heladas duchas, fuimos al recinto de conciertos a ver como un Quique González acompañado de sus Detectives (entre los cuales está Nina, cantante de Morgan) se comía al público con su rock de tintes americanos al más puro estilo Ryan Adams. Sin salir de la americana nos metíamos en el Camino Ácido de Ángel Stanich, el cual repitió el concierto que tantas veces le hemos visto tocar, recorriendo los temas de su último disco e intercalando alguna que otra versión. ¡Queremos algo nuevo, Ángel!

_MG_6670-2
Quique González & los Detectives /// Fotografía: VikPamNox
_MG_6754-2
Ángel Stanich /// Fotografía: VikPamNox

 

El siguiente plato era lo más llamativo del día: el Dúo Dinámico. Los veteranos músicos subieron al escenario principal ante una multitud ávida de sus clásicos, que no se hicieron esperar: “Resistiré”, “Quisiera Ser”, “Somos Jóvenes”… y algún que otro tema que habían compuesto para otros artistas, como el “La La La” de Massiel o el “Soy un truhán, soy un señor” de Julio Iglesias. El público, que se sabía la mayoría de los temas, cantaba lo que podía, pero no conseguía tapar las carencias vocales del dúo barcelonés. A ayudarles subieron Alberto, cantante de Miss Cafeína, al principio, y Eva Amaral, casi llegando al ocaso del concierto.

_MG_6879-2
Dúo Dinámico /// Fotografía: VikPamNox

Les siguieron en el escenario principal los también veteranos 091, rock andaluz con garra, que movió ligeramente a la masa que se retiraba poco a poco, pensando que no quedaba más gasolina que quemar en la noche.
El caso es que sí que quedaba un gran bidón de gasolina, un bidón mexicano que se llama Molotov. Tras verlos a su paso por Rambleta y siendo sin ningún reparo FANS de los mexicanos poco nos quedaba por descubrir, por lo que nos limitamos a disfrutar de un concierto en el que el público poco ayudó a que los músicos se sintieran cómodos.

Parecía que todo el mundo estaba únicamente expectante por que soltaran de una vez ese “Puto” que tantas alegrías les ha traído, sin apenas responder a las arengas de Tito Fuentes y los suyos, que nos volvieron a hacer mover el puño con “Dance and Dense Denso”, “Matate Teté” (otro de los temas en los que la gente más se movió, junto a “Gimme the Power”) o el nuevo “Lagunas Metales”. Un concierto brutal que podría haber sido mortal si el público hubiera acompañado al cuarteto mexicano. Una pena.

Molotov /// Fotografía: VikPamNox
Molotov /// Fotografía: VikPamNox

Para terminar la ronda de conciertos teníamos marcado en rojo el bolo de Fuel Fandango, a quienes no pudimos ver en el Mad Cool por enfermedad de su cantante, Nita, pero que pudimos disfrutar en todo su esplendor en Aranda.

Y antes de irnos pasamos por la zona de electrónica, donde Eva Amaral estaba pinchando junto a su compañero de platos Xavi B, y donde vimos también a BeGun y Buffetlibre, para acabar a las 8 de la mañana yendo como zombis a la tienda para dormir.

Fuel Fandango /// Fotografía: VikPamNox
Fuel Fandango /// Fotografía: VikPamNox

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!