Compartir

La banda setabense Testarosa tiene un nuevo compañero en la calle, lleva por nombre “Ruido”, y suena atronador. Como bien sabemos, la banda formada por Álvaro Sancristóbal (Farmerbirdie, Sancristóbal) a la voz y guitarra, Álex Barberá (Siberian Wolves) al bajo, Gerard Ballester (Gourmet, The Soda Club) a la batería y la nueva incorporación de Toni Requena (Copo) a los teclados, fue finalista del Vinilo Valencia 2016, y lleva una trayectoria ascendente que el año pasado ya les llevó a los escenarios del MBC Fest, por ejemplo.

Con únicamente otro trabajo en el mercado (“LaMarina”, 2015), la banda de Xàtiva nos planta en las narices este “Ruido”, un bombazo de 6 temas en los que el shoegaze, el nerd-rock, los toques indie y la distorsión están a la orden del día.
Con “Novias de Verano” y “Oh Nena”, Testarosa nos sirven en bandeja sus pilares fundamentales: mucho frikismo Weezer y OK Go, letras reverberadas, guitarras distorsionadas, coros playeros y melodías pegadizas.
“Destrucción” es el tema que hace grande este disco, el más pegadizo de todos, el que tiene la melodía más elaborada, y en definitiva, el mejor tema de los 6, a mi parecer. Clamando a la diosa de la destrucción consiguen crear un tema bailable, saltable, y mil cosas más.
Después de poner el listón altísimo con el tema anterior, llega el tema más “indie” del disco, y para mí uno de los más flojos del disco, siendo también el más calmado del resto, “Océano.

Y para finiquitar, “Palabras” y el cachondeo de “Stripper Lituana” nos dejan un buen trabajo (de nuevo) de esta banda que, como decíamos antes, lleva una trayectoria ascendente, y se le auguran muchos éxitos, esperamos que sea así.
El disco fue grabado de nuevo en Little Canyon Studios, con Luis Martínez a los mandos de la nave tanto en producción como en máster.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!