Compartir

Lo nuevo de TUYA se llama A War is coming y ha llegado a nuestros oídos después de tres años de espera. Tras haber asistido al showcase de presentación en el Café la Palma de Madrid y como previa a su visita al Deluxe Pop de Valencia el próximo 11 de marzo, charlamos con ellos sobre su último trabajo, los ídolos y la etiqueta”indie”.

En vuestro showcase en el Café la Palma dijisteis que con este disco se os ha ido un poco la olla. Definid esa “ida de olla”

David: Pretender hacer un disco en el estudio sobre la marcha y acabar tirándonos tres años. Veníamos de hacer un disco en cinco días, en un local de ensayo, grabándolo en directo… y nos hemos tirado horas y horas jugando con cacharros. Se nos ha ido un poco.

El estilo de este disco es bastante diferente a los que habíais hecho hasta ahora, ¿cuáles han sido vuestras influencias para dar con ese sonido final?

Juan: Como influencias: todo y nada. Tampoco es que nos pongamos como objetivos cómo queremos hacer las cosas. TUYA para nosotros es un patio de recreo. Nos pasamos la vida currando para otra gente y sometiéndonos a sus criterios, entonces entrar en TUYA, dotarnos de unas herramientas como por ejemplos los sintes, los tambores muy grandes… y ponernos a jugar y a probar cosas y sonoridades…

D: Hasta el punto de llegar a grabar un surdo, un tambor grande brasileño con 17 micros…

J: Pero todo por jugar, por probar cosas y experimentar nosotros. En base a unas influencias pues tiene mucho de música electrónica, pero que cada uno encuentre las influencias que estime oportuno. Nosotros no hemos pretendido hacerlo de ninguna forma.

Se supone que el segundo largo iba a salir en abril de 2015 pero acabó saliendo en 2017. Además de el introducir cosas nuevas, ¿hay otra razón que explique que tardaseis tanto? ¿había miedo a que un nuevo sonido no gustase?

J: Yo estaba deseando que saliese para saber qué pasaba, el feedback que tenía, porque perdí absolutamente la noción de lo que estábamos haciendo. Necesitaba un poco de input externo para saber qué es lo que habíamos hecho en realidad.

Portada A war is coming

En una entrevista dijisteis que queríais experimentar con la voz para este disco, ¿estáis contentos con el resultado en ese sentido?

D: Yo la verdad, suena de coña, pero en el fondo me parece que tuve muy poco tiempo. El problema es que grabamos todas las bases en un mes y de ahí nos quedamos con baterías y voces. Dedicamos mucho tiempo a maquetar y hacer las canciones ahí mismo y dejamos la voz para el final. La grabamos muy rápido, no eran malas tomas, estaban hechas con la misma microfonía y creo que tampoco procedía ponernos a grabar más voces en otro estudio porque se iban a notar mucho los cambios de los colores de la voz, así que igual era peor la solución que el problema.

Las tomas realmente están grabadas del tirón, hice solo dos tomas de media como mucho. Hay muchas capas pero realmente son las ideas que tengo en la cabeza y ya. Y como todo este disco, si una idea no molaba se hacía otra, no se profundizaba sobre la misma. Ha sido una manera de trabajar no improvisada, pero casi; y a mi realmente me hubiera gustado dedicar un poco más de tiempo a las voces, pero era tal el caos de disco que tuve que dejarlo como estaba. Entonces estoy contento con el resultado pero quizá ahora sí que le hubiera dedicado más tiempo. Pero como cualquier canción, disco o mezcla, esto nunca se acaba.

J: Lo positivo es que TUYA no nos limitamos demasiado por lo fiel que tenga que ser el directo respecto al disco, entonces lo que no pudimos hacer en su momento de jugar con ciertos recursos lo podemos hacer en el directo.

Este es vuestro cuarto trabajo y seguís optando por el Do it yourself, ¿por qué os gusta? ¿veis posible dejar esta práctica en un futuro?

J: No es que nos guste más, simplemente es la única opción que tenemos. porque no tenemos las condiciones que nos gustaría en otros lugares. Pero desde luego no es lo óptimo. Siempre lo he dicho y siempre lo voy a decir: que lo que tiene que hacer un músico es tocar, hacer bien lo suyo, y el resto de cosas que hace quitan tiempo de eso.

D: Al menos para hacerlo viable.

J: Sí, pero realmente las circunstancias están como están y un músico que solo se dedica a tocar es raro, así que para empujar el proyecto de cada uno no queda otra. Ojalá pudiéramos currar con gente que realmente supiera.

D: Estaba la opción, pero realmente no lo vemos positivo. En este momento creemos que lo mejor es eso porque las condiciones que nos podía ofrecer cierta gente nosotros no las vemos realistas. A mí me encantaría tener un equipo de trabajo detrás y delegando con tranquilidad y sin ningún problema teniendo la confianza de que sabe hacer las cosas. Aunque es de la manera que estamos haciéndolo ahora, la única diferencia es que nos hemos encargado la fabricación.

J: En el LP anterior sí que nos hicimos nosotros todo a mano. En este caso realmente nos ha desbordado.

D: Puede ser hasta un error que nosotros estemos haciendo un Do it yourself ahora mismo porque no nos estamos haciendo la promo, no estamos buscando los conciertos, hemos contratado a una serie de empresas para que nos fabriquen el disco, hemos contratado unos estudios para grabarlo… ¿qué tiene esto de Do it yourself? ¿ser el gestor de todo? A mí me encantaría incluso poder delegar aún más, pero si para poder delegar le tengo que dar todo el beneficio a otra persona esto deja de ser rentable y volvemos a estar como hace unos años; y no es que no queramos eso, es que no le interesa a nadie.

Para la fabricación de War is coming montasteis una campaña crowfunding con la que conseguisteis alrededor de 3000 euros más de lo que necesitabais, ¿esperabais esto por parte de los seguidores? 

D: Yo no.

J: Yo tampoco, yo no era muy partidario de la idea del crowfunding. No me gustaba, pero cuando he visto la aceptación que ha tenido y que ha sido favorable, esto tiene cosas muy positivas. No es la opción óptima para mí pero tal y como estaban las cosas era la opción. En ese momento era eso o pasar del disco y hacer otro nuevo. Entonces, cuando la gente lo ha apoyado, hemos dicho adelante. Al final ha salido, estamos haciendo entrevistas y haremos conciertos.

TUYA en el Café la Palma /// Cristina Ralero

¿Cuál ha sido la reacción del público al cambio de sonido que ha habido?

D: Todavía estamos viendo pero por ahora parece que sigue siendo la misma.

J: Parece que la gente no tenía unas expectativas muy claras respecto a TUYA. Eso está muy bien, está guay que la gente que escucha TUYA tenga la disposición de no esperar nada de TUYA, eso nos deja a nosotros bastante cómodos a la hora de hacer arreglos o re-arreglar ciertas canciones. A mí me parece guay y a la gente parece que le gusta. No me pongo a buscar críticas pero lo que nos llega de forma pasiva sí que es agradable.

D: Que surja una conversación sobre el disco entre dos personas que saben ya es una alegría. El tener ese feedback para mí ya hace que haya valido un poco la pena.

J: En los directos lo que he visto ahora es que la gente viene a los conciertos con la mente abierta a que pase cualquier cosa, no tiene una cosa preconcebida de lo que va a pasar. De hecho, hicimos una fiesta crowfunding en la que tocamos algunos temas en acústico y a la gente le gustaba así. Ahora mismo podemos rearreglar el disco y no hay problema. Estamos muy agradecidos por eso.

D: Aunque es lo que se dice, si no tienes haters no lo vas a petar, así que estamos ahí a ver si aparece alguno (ríen)

¿Cómo llamáis vosotros a quienes escuchan vuestra música y van a vuestros conciertos?

J y D: Gente.

¿Y cuál creéis que es la relación ideal entre artista y público? ¿cómo debe ser la actitud del artista?

J: Yo personalmente nunca he sido muy partidario de idolatrar a nadie ni ponerle en un plano distinto porque eso, si tú realmente quieres hacer algo, te aleja muchísimo de tus metas y a la hora de escuchar algo lo dehumaniza y como consumidor te crea unas expectativas de alguien que no tiene la responsabilidad de cumplir.

D: Nos pasamos la vida haciendo giras; y realmente yo en otras giras no tengo la capacidad de hacer lo que quiera.

J: Para TUYA por lo menos la relación entre el público y nosotros es como la que puedo tener yo con David. Obviamente no es la misma relación, nosotros somos amigos, pero a mí no me van a ver por la calle y voy a poner distancia más allá del hecho de que sean gente que no conozco.

D: Yo de primera mano rechazo el término “artista”, todo lo que implica me parece negativo. Creo que crea una especie de élite de unas personas más válidas que otras y en el momento en el que se idolatra se crea un personaje que no es real.

A los fans les gusta la cercanía, que los artistas tengan gestos

D: A mí me parece fundamental. Yo creo que todo eso viene del rechazo al héroe social, que creo que sobra. Ya ha avanzado el mundo lo suficiente como para comprender que es algo negativo y que una cosa es tener un referente y otra es tener un héroe; y los héroes sobran. Todos podemos hacerlo todo, cualquier persona si le echa horas puede hacer lo que hacemos nosotros sin ningún tipo de problema. A mí me puede cambiar la vida ver una película o escuchar un disco, pero de ahí a tratar a las personas que lo hacen como genios es una pantomima que no deja se ser marketing. Hay que valorar el trabajo de las personas dentro de su contexto.

J: Y quien se aprovecha de eso es un mediocre. Quien juega la baza de la pose es porque realmente lo que tiene que decir no es demasiado verdad.

D: Salvo que lo utilice como una ridiculización de eso mismo. Yo lo he hecho, yo me he disfrazado y me he reído de eso. Pero es que es demasiado estúpido e innecesario y el problema es que eso se va asentando en la gente y se acaban creyendo que es una realidad. A mí me encanta que acabemos un concierto, bajemos donde está el merch y nos pongamos a hablar con la gente y estar casi al mismo nivel. Que nos digan “a mí me ha molado esto” y ver qué lectura le han dado, profundizar un poco en ello. Lo que te enriquece de esto son las conversaciones que tenemos después. Si nosotros nos dedicásemos a tocar principalmente con TUYA, que nos diese para comer e hiciésemos giras y no tuviéramos nada de relación con la gente, ¿no perdería la gracia?

J: Para nosotros lo ideal establecer un debate entre los que tocan y los que escuchan tanto en el escenario como fuera de este. Fuera es complicado porque es circunstancial, a lo mejor a mí no me apetece hablar con alguien, pero no me apetecería en ningún ámbito.

D: Exacto, si yo algún día tengo una respuesta seca con alguien la podría tener con esa persona y con cualquier otra y no va a tener nada que ver con el hecho de que me haya subido a un escenario o no.

Público de TUYA /// Jorge Gordo

Vosotros, como muchos artistas dentro de las escena indie, habéis sonado en Los 40 Principales gracias al programa de Arturo Paniagua, ¿cuál es vuestra opinión sobre el debate existente relacionado con que grupos no comerciales estén sonando en una radio comercial como esta?

D: Prefiero ser un artista de Los 40 Principales que un artista indie.

J: A mí me parece perfecto que medios con un público más amplio se hagan eco de algo creado de una forma un poco menos enfocada. No debemos nada a nadie y hay que dar las gracias por la dedicación que han tenido.

D: Igual está aportando más, mediáticamente hablando, Arturo con su programa que el colgarse una etiqueta de turno que no tiene ninguna lógica. Hace tiempo nosotros poníamos en la bio “anti indie”. A mi me encanta porque “independiente” es una palabra muy clara que sabes lo que significa y lo que implica a nivel social. Pero “indie”, cuando se utiliza como género musical, pa’ ti todo, yo no lo quiero.

J: No te fíes de un grupo que se llama “indie”. Un grupo que se llama a sí mismo “indie” ya denota que está enfocando su creación a que tenga una repercusión concreta, ya está creando de una forma muy condicionada.

D: Cuando nos dijeron que estábamos sonando en Los 40 Principales yo dije: ¿de verdad? Con 12 años me lo dices y me vuela la cabeza. Y por cierto, ¿qué tiene de malo? Igual el 90% de la música que suena ahí no me guste y me parezca muy chunga, pero si nosotros estamos sonando ahí quizá lo que estamos haciendo merece la pena. Y hay otros programas que escucho que tienen cierta credibilidad en los que de la música que ponen tengo la misma opinión que de la que ponen en Los 40 Principales.

TUYA en Los 40 Trending

J: Para mí establecer este debate es súper paleto por hacer esa diferenciación entre el mainstream y lo demás.

D: Al indie español, aunque se le llame indie, no sé por qué se le diferencia del mainstream cuando es lo mismo. Porque lo mainstream es lo que sigue la gran mayoría y hoy en día la gran mayoría sigue ese indie español.

J: Tú te vas a EEUU y en las radios mayoritarias escuchas Father John Misty, que aquí puede ser una cosa muy chic y alternativa; y en el Coachella, que es el paradigma, el festival cool de EEUU, te ponen a Beyoncé con Wilco. Es estúpido. Si hay gente de medios mayoritarios que da cabida a gente que crea de una forma libre, de puta madre.

D: ¿Qué diferencia hay entre nuestra metodología y la que pueda tener cualquier otro grupo que sale en Los 40 también? Nada, pero ¿por qué tengo yo que putear a ese grupo si no me gusta o que el me putee a mi? Quién le dice a nadie que si le dicen: mañana vas a tocar en un estadio lleno y todo el mundo se va a saber tus canciones, ¿vas a decir que no? Tú haces esto porque quieres que te escuchen, no vas a rechazarlo, y entonces si tienes la oportunidad de sonar en Los 40, ¿no quieres sonar? ¿quieres ser selectivo? ¿hay gente que no quieres que te escuche?

J: Deja que tenga difusión y que la gente a la que le gusta se adhiera a tu propuesta o no. No es justo enjuiciar a esa gente simplemente por el hecho de estar ahí sonando.

D: En nuestro caso, por ejemplo, nosotros vamos a una radio que sabemos que tiene una ideología de derechas muy concreta. Nosotros tenemos cada uno nuestra ideología por separado y podemos estar a favor o en contra, pero qué poder tengo yo para decir cómo tiene que pensar la gente en ciertos ámbitos y dejar que no escuchen nuestro trabajo. Que lo escuche cualquier persona y tenga la opinión que le de la gana.

Óscar y David de TUYA en la Cope /// Ana Medina

J: Ya se te juntará la gente que se te tiene que juntar y ya se separará quien se tenga que separar. Si de verdad te crees tan elitista, ya pasará; pero si puedes y tienes ocasión, déjate. Nosotros queremos darle difusión y que llegue al máximo de gente posible porque de repente entre esa masa de personas que no tiene nada que ver con tu rollo o con la música le tocas a tres y eso está genial; y por qué le vas a vetar a una persona el derecho a ir caminando por la calle escuchando tu música.

D: Hay que compartir.

J: Deja que se difunda y si tu música es tan guay, ya se separará. No te etiquetes, toca.

D: Haz más y habla menos.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!