Compartir
Hace unas semanas estuvimos con el nuevo grupo del cantante de Uzzhuaïa, Pau Monteagudo, que ha aprovechado el parón con la banda de sus éxitos para colgarse la guitarra eléctrica y reclutar a Kako Navarro (Delaire, Lobisome, etc.) al bajo y Víctor Traves (SoulDocks, Candela Roots, etc.) a la batería y montar CORAZONES ELÉCTRICOSconsiguiendo mantener el proyecto en la sombra durante año y medio y habiendo lanzado hasta la fecha únicamente una demo a modo de single.

Hola chicos. Gracias por concedernos vuestras primeras palabras como Corazones Eléctricos. ¿Nos conocíais antes de que llegara yo a haceros la entrevista?

Pau: Sí.
Kako: Sí. Conocía a Migue por el tema de la radio sobre todo, en la época en la que estaba en El Regreso Radio, con La Tela de Araña y toda esta gente, que somos colegas… Pero cuando entraste tú se notó, vaya. Un incremento de movimiento bastante grande.

Una típica: ¿quiénes sois y qué hacéis?

Pau: Pues somos los Corazones Eléctricos y está Víctor Traves de batería, está Kako Navarro, y yo, Pau Monteagudo, y hacemos rock and roll.

Perfecto, y ¿qué os impulsa después de una larga trayectoria como músicos en otras formaciones a juntaros para formar Corazones Eléctricos?

Pau: Es que no podemos estar parados, si te gusta la música, te gusta hacer canciones… yo lo voy a hacer hasta que me muera. Con más repercusión o menos, me da igual, sinceramente. Pero voy a hacer canciones hasta el día en que me muera. No hay ninguna razón especial. Lo de hacer canciones es un poco putada, porque no tienes elección; yo me he encontrado con mucha gente que ha estado en grupos, y se lo ha pasado muy bien, y un día se terminó, pues se terminó, llevan sus vidas, de puta madre, y me parece además muy guay. Yo en mi caso no tengo elección, si no hago canciones estoy jodido, entonces, me venga mal, me venga bien, voy a seguir haciendo canciones, no concibo mi vida de otra forma. Por eso estamos aquí, para seguir haciendo canciones.

Este proyecto se ha mantenido en secreto ¿cuánto tiempo lleváis ocultándolo al mundo?

Kako: Sí, Pau tenía unos temas grabados y en el momento en el que Uzzhuaïa se paró, ya nos conocíamos de antes, de haber colaborado en la Kraken Rock Band y luego me llamó para el tributo a Nirvana, Pennyroyal Tea
Pau: Nos unió Nirvana, realmente.
Kako: Bueno, también lo conocía de verlo en el escenario y pensar “qué hijo de puta”, y luego con la Kraken y Pennyroyal ya contactamos finalmente, y después me llegó con unos temas que quería sacar, lo escuché y dije “hostia, esto mola mucho”, y fue una idea a largo plazo. Lo trabajamos, queríamos que cuando saliera fuera bien, no de cualquier manera, y con varios temas cerrados nos pusimos a buscar batería, y ahí ya fue machacar los temas para que sonaran de puta madre, no valía hacerlo medio bien, tenía que sonar de la hostia. Hemos estado año y medio componiendo más, perfilando y machacando los temas.
Pau: Para mí es importante lo que decía de Nirvana, cuando conocí a Kako, que lo conocía de Delaire, que ensayaban en el local de al lado, parecía un tipo serio y responsable, y cuando nos metimos a trabajar en lo de Pennyroyal Tea lo vi un tipo comprometido, y yo necesitaba peña así, que también hiciera suyas mis canciones. Y lo de currar en secreto era porque queríamos cambiar la fórmula, porque lo normal es: monto una banda, me hago un facebook, todo el mundo me conoce… No sé, siempre me ha molado Bowie, y con toda la humildad quería hacer algo similar, no sé, el penúltimo disco el cabrón lo tenía todo orquestado. Un año antes salieron unas fotos suyas con unas pintas de abuelo que alucinas, y yo dije “nada, se ha perdido este hombre, ya está”, pero una mierda ya está, me la coló a mí y al mundo entero. Vamos a salir de golpe, vamos a pegar la potada y vamos a sacarlo todo de golpe, y ahora era el momento de salir a la luz.

Pero… ¿son ciertos esos rumores que dicen que ya habéis tocado en directo?

Pau: Sí, eso fue en febrero, llevábamos ya tiempo urrando, habíamos grabado la demo, y nos apetecía probarnos en directo también sin mucha historia, e hicimos un bolo con Foursome Artifacts en la Paberse Matao, sin anunciarnos, y quien esté, está. Es que esas cosas molan, es emocionante.
Kako: Era por salir del local y por variar un poco la rutina. Ver sensaciones.

Personalmente, Pau ¿qué opinas de esa gente que te tacha (vía redes sociales) de haberte pasado al lado comercial del rock and roll?

Pau: Es que sólo ha salido un tema de una demo… no creo que con eso ya me vayan a pinchar en Los 40 Principales ni en Cadena 100. Bueno, es verdad que salimos de una banda potente como era Uzzhuaïa, con dos guitarras gigantescas, con un bajo que déjatelo oir, que sonaba solo, y luego Jose que era como un martillo pilón ahí arreando. Entonces claro, sales de una contundencia (aunque Uzzhuaïa también teníamos ese otro lado, el lado rock) y te metes en otra historia, es rock, hay mucho 90’s también. Y ahora yo toco la guitarra, y somos tres nada más, y también te haces mayor, y te apetece explorar otras cosas.
Kako: Claro, yo a Pau lo tenía como un cantante, aunque a veces sacaba la acústica, pero la gente no sabe que toca la guitarra muy bien, y eso es un aliciente también.
Pau: Todo sorpresas. Yo es que estoy un poco loco y me molan los retos. Recuerdo que en el tributo a los Beatles me tocó hacer “Hey Jude” al piano, y a mí que jamás nadie me llame pianista: yo toco el piano, un pianista es una persona con mucho estudio, muchas horas, yo simplemente me defiendo en el piano. Bueno, pues antes mío tocó Luis Prado. Eso sí que fue un reto. Y no salió mal.
Entonces esto igual, yo solo a la guitarra, más difícil todavía, y no voy a salir de ahí. El peligro me gusta.

Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox
Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox

Entonces, ¿qué le dirías a estos que dicen que antes tenías un estilo propio y ahora eres igual que el resto?

Pau: Mira, si has escuchado un tema y ya con eso pretendes catalogar un disco entero que no has escuchado y que no sabes por dónde va a ir… Pues ya lo escuchará. Todo comentario está guay, por lo menos lo ha escuchado, ¿sabes?
Es como si pillas un libro y decides si te lo lees o no por lo que pone en la contraportada. Pues hombre, si no intentas leerlo no vas a saber nunca si te estás perdiendo algo que vale o no.
Cada uno que opine lo que le de la gana, es que me la suda, yo no hago canciones para la gente.

Hemos hablado de rock and roll, de 90’s… ¿qué estilo es concretamente Corazones Eléctricos?

Pau: Rock, directamente. A día de hoy toooodo son etiquetas, pero esto es rock, en mayúsculas.
Kako: Quien se pare a escuchar bien los temas va a ver influencias muy variadas.

¿Como cuáles?

Pau: Mola la melodía de los años 50 y 60, porque con muy poco hacían temas que a día de hoy siguen siendo los mejores que se han escrito, y luego la electricidad de los 70, ese peligro del que te hablaba. Los 90, nosotros crecimos en los 90, lo primero que empecé a escuchar yo fue Green Day, Nirvana, Metallica… Vas a escuchar un poco eso pero en 2016, donde también ha habido grandes bandas como Queens of the Stone Age, Stereophonics… que nos llegan. Toda esa amalgama la metes en una coctelera, lo mueves y salimos.
Kako: Es como un juego, puedes ir descubriendo influencias y ver como a otras personas le suenan a otros grupos.
Pau: Es llevar algo que viene de lejos a nuestra época, pasando por un filtro en el que entran muchisimos grupos, que influyen en nuestro sonido. Queremos que si alguien dentro de 25 años consigue el disco, que lo pueda oír y le mola, un tipo de música algo atemporal. Que no vaya sujeto a modas.

Siempre en castellano, Pau, ¿por qué?

Pau: Sí, porque mira, cuando a mi Uzzhuaïa me llama para cantar, yo venía de una banda, Lifer (por el tema de Down), en la que cantaba en inglés y tocaba la guitarra, hacíamos una especie de thrash metal mezclado con grunge, pero Uzzhuaïa ya me dice que es en castellano, y yo “vale, guay”. El problema: referencias. ¿Qué referencias podía tener? M-Clan, Miguel Ríos… y poco más, porque yo creo que aunque tienen merecida su parte en la historia del rock en España grupos como Barón Rojo, o Extremoduro… no me llegó por generación o por lo que sea, pero no me llegaron, porque además hacíamos una música más anglosajona. ¿Por qué el hecho de hacerlo en castellano? No porque a mi me gustara que me pillaran de referencia, si no que si ahora un grupos de chavales de 18 años que Uzzhuaïa fue una pequeña influencia o lo que sea, que eso pueda a ellos ayudarles. La historia era esa. Si se escriben letras es por algo, ya sea porque te inventas la historia o porque necesitas contar algo tuyo. Cuando es en inglés se desvirtúa, porque en este país el nivel de inglés que hay por desgracia es el que hay. Yo que sé, grandes bandas de ahora, Foo Fighters, cuando Dave Grohl te está hablando de su niñez, de las bandas que oía, el tipo ya estaba absorbiendo todo eso, ya no sólo la música si no cómo escribían las letras, porque entendía las canciones. En este país lo típico es “voy a hacer como los Foo Fighters, pero en inglés”. Guay, si me parece bien, yo lo he hecho, pero de repente dices “¿qué dejamos a los que vienen detrás?, ¿este marrón que tuve yo?”. A lo largo de los años han salido bandas en España que lo hacen (o hacían de puta madre) como Sol Lagarto, y que yo que sé, dejan un legado detrás. Y cuando la gente canta contigo en un bolo, o hace suyo un estribillo que para tí significa algo y para ellos puede que signifique algo muchísimo más distinto, eso te la pone dura, joder. Esa es un poco la explicación de por qué el castellano.

Hablabas del legado, de grupos anteriores… ¿qué pasó realmente con Uzzhuaïa?

Pau: Realmente no pasó nada malo, era que la vida avanza y en los grupos llega un momento en el que puedes llegar a sentir que la banda tiene vida propia. Me explico: había un ente que en este caso se llamaba Uzzhuaïa que exigía un ritmo, porque ese ente te conecta a tí con la gente que te sigue. No puedes tratarlos mal de “pues ahora estoy 5 años sin sacar un disco”, porque la gente llega incluso a cambiar sus planes por ir a verte en concierto o deja de salir dos fines de semana para comprarse tu disco o tu camiseta. Lo que pasó es que la vida avanzó, porque el tiempo pasa y nos hacemos mayores, y hubieron algunos que fueron papás (una alegría, por otro lado), aunque la gente pensara que no, trabajábamos de lunes a viernes… y si tú sumas en esa ecuación, las cosas no cuadran: trabajo de lunes a viernes, mas ensayos cuando acabas de trabajar, mas bolos el fin de semana, mas hijos… tienes un problema, pero no porque nadie te vaya a exigir nada, si no porque eres padre, y lo que quieres es estar con tu hijo o con tu hija, entonces ¿levantamos el pie del acelerador, pillamos velocidad de crucero, y vamos tranquilamente haciendo cosas? No, porque no queremos que esto cause un problema con tu familia o con lo que sea. Entonces lo cinco estuvimos de acuerdo en que había que parar por tiempo indefinido, sin ningún mal rollo, de hecho cada dos por tres organizamos cenas y tal, hay mucha hermandad, coño, está mi hermano. Ahora Isra y Alex están con Capitan Booster, Jose con Garage Incident y 13 Millas… también es bonito ver cómo funcionamos separados. Nos apoyamos cada uno en su movida, pero en el futuro no sabemos qué va a pasar. Lo importante es mantener la unión, y ya veremos. Igual dentro de unos años hacemos una gira… o no lo sabemos.

Parece que en nuestro país el rock and roll esté muerto, que no interesa…

Pau: ¿Y a mí qué?

¿Está España realmente preparada para la vuelta del rock and roll más clásico?

Pau: ¿Y a mí qué? Es que me la suda, tío. Me la suda.
Kako: España a nivel internacional funciona totalmente distinto que aquí dentro, porque aquí hay una industria muy enfocada a un tipo de música, además la gente no se da cuenta del enorme mercado que es Sudamérica. Cuando Iron Maiden se dio cuenta de la crisis de la venta de discos pagó a gente e hizo un estudio para ver donde se descargaban más sus discos. ¿Dónde? En Sudamérica. Pues gira allí. Y petado todo. Es el punto empresarial de ver-más-allá-de. Aquí en España todo ha funcionado siempre como a parte del rollo europeo o internacional. Hay reductos de grupos de rock, cada uno a su rollo, pero poco.
Pau: Yo cuando te digo que me la suda te lo digo porque es que es la música que me gusta, y para hacer algo que no me gusta, para eso no lo hago.
Kako: ¿Eso significa que no vas a hacer un disco de technopop?
Pau: No creo. Aunque me flipan Nine Inch Nails, pero no hacen technopop, pero me flipan. Me mola esa mierda también.
No sé, el indie, el indie ahí está. Algo habrán hecho bien.
Kako: A ver, indie entendido aquí, porque en Estados Unidos indie son Pixies.
Pau: Indie somos nosotros. El problema es que en este país a la categoría indie se le ha dado la vuelta. Indie es ser un reventao, que vayas jodido.
Kako: En España ser un grupo indie es ser un grupo mainstream. Han encontrado su nicho de mercado que funciona, y yo no le quito mérito a Vetusta Morla o Izal…
Pau: O La Tortuga Roja, menudos hijos de la gran puta.
Kako: Y ese mercado funciona. Y petan los festivales, y ole sus huevos. Pero nosotros hacemos otra cosa, y de otra manera.
Pau: Hacemos lo que hacemos y el que se nos ponga por delante le vamos a saltar al cuello, en el buen sentido, con guitarrazos y con actitud, y ya está. El indie ha conectado con un espectro de gente, igual que hizo en su época el grunge o el hip hop. Entonces yo digo: tú haz lo que tengas que hacer, pero hazlo de verdad y hazlo sincero. La gente puede que diga “hostia, esta gente mola, me siento parte de ellos, o ellos son parte de mí”…
Kako: No puedes ser un impostor en esto, porque la gente se da cuenta. Tienes que ser genuino y creer en lo que haces.
Pau: Es actitud suicida, es decir “me da igual lo que me vaya a pasar porque yo creo en esta mierda que estoy haciendo, y ya está”.

Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox
Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox

Entonces ¿qué aportáis vosotros de nuevo al rock and roll actual?

Kako: Eso yo creo que lo tiene que decir la gente, no nosotros.
Pau: Está todo inventado, pero nuevo podemos aportar canciones que no se han escrito nunca, eso es. No vamos a descubrir nada, ni lo pretendemos tampoco.

Planes de futuro de la banda a corto, medio y largo plazo.

Pau: Bueno, a corto es que hemos entrado a grabar, y la idea es no pensar en el largo, así de primeras. El corto es eso, grabar, el medio es salir, tocar, que la gente nos conozca, que vea de lo que somos capaces en un escenario, porque igual gusta que igual no… y también preparar un siguiente disco. Igual el largo plazo es meter los clavos en el ataúd porque la banda no funciona, o de repente a la peña le ha flipado y te vas a tocar a Sudamérica. No me gusta hacerme esos planes.
Kako: Ya veremos. A corto grabar, a medio presentarlo y defender, y ya veremos, sobre la marcha.

Entonces ¿vais a sacar un largo?

Pau: Sí. Por eso este año y medio en la sombra, currando, porque yo no quería salir con un EP, que me parece muy respetable quien lo haga, tal como están las cosas, pero quería trabajar y salir con todo. He tenido muchas conversaciones, por ejemplo, con Alejandro Parreño, que es buen amigo mío, y hablábamos sobre eso, él ve que es efectivo lo de los singles, pero yo creo que está todo por inventar. Yo quería salir con peso, con un disco entero, una banda montada, con buen reper y bolos de hora y cuarto-hora y media. Salir y pegar un pisotón fuerte, a ver qué pasa. Son formas de hacer las cosas, no digo que sea la mejor. Igual nos equivocamos.

Derivado de esto… ¿Haréis copias físicas?

Kako: Sí, hombre.
Pau: Claro, joder. De momento CD, un casette molaría… pero claro tienes que dejarlo en físico, está claro que es una era digital, pero hay que dejarlo en físico. Una banda no sólo es música, es la imagen que proyectas, el diseño de una portada, piensas todo… Creo que obviar el formato físico es mandar a la mierda todo. Además, haciendo discos, carteles, etc. muestras un respeto a los diseñadores gráficos, a los ilustradores… a la gente que lo hace. Es arte también.
Haz carteles de conciertos coño, está comprobado: bolo que tiene pegada de carteles, bolo que va bien. Bolo que tiene el por el culo que da la gente por el Facebook de “ven a mi bolo en Oviedo”… NO, ¡no puedo ir! Digo sí a lo digital y sí a lo físico, coño.

¿Cómo veis la situación actual de la industria musical?

Kako: Ha cambiado. ha cambiado y la gente se tiene que adaptar a los cambios. Ahora ya no es el formato físico, ahora está también el formato digital, plataformas de streaming y tal, y lo que tenemos que aprender todos es a saber funcionar con lo que hay ahora. Tú puedes sacar en CD, vinilo… pero también online. Puedes grabar una canción en tu local y subirla a modo de regalo para tus seguidores… El abanico se abre y hay mogollón de opciones.

¿Qué opináis de las nuevas vías de difusión, redes sociales, etc?

Pau: Es más inmediato lo que hay ahora, pero el problema es que internet está acostumbrando a la gente a no buscar las cosas y a no investigar, piensan que es perder el tiempo. No es perder el tiempo, es invertirlo en una búsqueda, y eso se está perdiendo. Internet es de puta madre, está toda la información, está absolutamente todo, pero pese a eso, no sé si el mundo sabe más, pese a tener la información más accesible en internet.
Kako: Claro, antes que un disco llegara a tus manos era como un tesoro, el ritual de ponerlo, etc. y estabas embobado mirando la carátula, las letras, quién habia escrito las canciones… y eso se ha perdido, la gente ha perdido el valor de que si realmente quieres algo que merezca la pena eso cuesta un esfuerzo, y la gente quiere esas cosas sin esfuerzo.
Pau: Antes tú mismo averiguabas si lo que te habías comprado era un buen disco o no, ahora mucha gente primero busca si lo es o no y entonces decide si comprarlo o no, y eso nos está quitando el hecho de opinar personalmente. Creo que sí que está bien que la gente tenga la opción, pero también pienso que deberían elegir lo que ellos mismos quieran, dando oportunidad a cualquier grupo, pero dedicándole algo más que 5 minutos de su vida.

Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox
Corazones Eléctricos /// Fotografía: VikPamNox

Vosotros que habéis vivido muchas cosas con bandas anteriores… ¿Cómo definiríais la escena actual valenciana en cuanto a música?, tanto trato de salas, como respuesta del público a los directos, trato entre bandas, etc.

Kako: Siempre surge la eterna comparación con Madrid y Barcelona, que es realmente donde está la industria musical a nivel de medios, estudios y productores gordos… Pero yo creo que en Valencia aun en los peores momentos de que la gestión a nivel Comunidad valenciana, el tema político… no ha apoyado a la música como cultura, han surgido bandas buenísimas que se han infravalorado un poco y se han perdido en la pescadilla que se muerde la cola de no salir de Valencia y tal. La comparación con el resto de España siempre surge, pero yo creo que siguen saliendo bandas y a mí una de las cosas que me molan, después de muchos años tocando y recorrerme muchos bolos es ir a uno y descubrir bandas como Badlands o The SaltitoS, y flipar. Flipar con el nivel que tiene esa gente, que es joven, o no tan joven, pero que hace las cosas muy bien, y que no tienen nada que envidiar a muchas bandas que vienen aquí a tocar.
Pau: Yo por ejemplo conozco bandas en otras ciudades pero no se lo que pasa en esas otras ciudades, he oído historias de rivalidades entre grupos que no son nadie, malos rollos… Aquí en Valencia yo no noto eso, lo que noto es justo lo contrario, una hermandad entre grupos. Por ejemplo: Los Zigarros, yo me alegro no te puedes imaginar cuánto que les esté yendo así de bien. Y a lo mejor podría pensar “yo con Uzzhuaïa ahí batiéndome el cobre 10 años y llegan estos y tal”. No. Yo no entro ahí, me alegro un montón, primero porque son hermanos, pero es que aunque no lo fueran, aunque yo no los conociera (que es raro que no los conozca, porque Valencia es una ciudad pequeña) yo me alegro. Porque no tienes que pensar en que deberías haber sido tú. Alégrate de los éxitos de los demás porque son tus éxitos también. Si Uzzhuaïa abrió un pequeño camino, pues alguien vino detrás, si nosequién ahora abre camino, alguien vendrá detrás, y hay muy buen rollo entre todas las bandas. Mira, nosotros ahora para el disco, y no me avergüenzo, gracias a ese buen rollo entre bandas, se va a poder hacer un muy buen disco a nivel de sonido. Por ejemplo: Davito, de Supermosca, que a nivel musical dices “qué tendrá que ver Supermosca con esto de Corazones Eléctricos?”, pues Davito me va a dejar un pedazo de ampli que en mi vida podría haber grabado con un ampli así. Es que no hizo falta ni preguntarle.
Kako: Natxo Tamarit me ha dejado esta tarde mismo su cabezal para grabar, porque es mejor que el mío, y se ofreció él. Y yo estoy flipando, porque va a sonar brutal. Y a Víctor le ha dejado un bombo Edu Olmedo… Todo muy familiar.
Pau: El nivel de Valencia es muy alto, es lo que hablábamos, esas bandas como Laverge, por ejemplo, que yo no los conozco personalmente, que quizás he saludado alguna vez en algún concierto, pero que son gente muy buena, y que lo está haciendo muy bien. Pero son carreras de fondo, no carreras de 100 metros, hay que seguir, no hay que parar de trabajar. Aguanta, aprieta los dientes, que no te van a venir bien dadas. Hay que creer en lo que haces y toca, toca, toca, encaja las cosas como puedas y sigue adelante.

Un disco que os de vergüenza decir que tenéis, y además, escucháis.

Pau: Ahí me pillas. Es que no me da vergüenza nada, tío. Siempre he escuchado de todo. Me encantan los bluesmen de los 30, Skip James… Es que no me avergüenzo de nada, escucho lo que me gusta.
Kako: Yo no lo sé, tendría que mirarlo…
Pau: Tom Jones. Pero la peña estará pensando en el Tom Jones del “It’s not Unusual”, no, no no. Este tío ha sacado 3 discos de versiones de rock and roll, de blues, y es brutal.

Una musa (O muso), o directamente algo que te inspire.

Kako: A mí me gusta la gente que tiene las cosas claras, mira para alante y tira, gente como Josh Homme, como Dave Grohl, como Jack White, que lo tiene clarísimo y hace lo que le mola y ahora mismo en Estados Unidos están en lo más alto y están produciendo también discos de otra gente… Es gente que ves y dices “joooder, qué bien lo hace esta gente”.
Pau: Porque han creído en lo suyo. Esa es la clave del éxito. Elvis era pobre, muy pobre, y no cantaba bien, en Sun Records veían algo pero no sabían como sacarlo, y lo intentó una y otra vez, y al final lo acabó consiguiendo. Johnny Cash igual, estaba en las escaleras de la Sun diciéndole al tipo que hasta que no le escuchara que no se iba a ir, y miralo. Esa es la gente que me inspira, las historias de gente que le da igual lo que le pongas por delante, saben que lo quieren hacer y lo pueden hacer. Me inspira eso.

Ya hemos hablado de varias bandas valencianas como Badlands, Laverge, The SaltitoS… doy la pregunta de “decidme una banda valenciana que os haya soprendido” por contestada, así que decidme un grupo internacional que os haya sorprendido últimamente:

Pau: Para mí el último disco de Queens of the Stone Age es el mejor disco que han hecho en su carrera, pero no es un disco de una escucha, no entra a la primera. Es menos stoner que nunca, pero siguen siendo ellos.
Kako: Los Arctic Monkeys me parecen que lo están haciendo muy bien ahora.
Pau: A mí me gusta el “Humbug”, más que lo último. Yo que sé, están Queens, los Foo Fighters, Muse, Kings of Leon… Pero a ver, si me voy algo más fuera de mi rollo… Ray LaMontagne me flipa, y tiene uno con los Paria Dogs que es excesivo, todo acústico, muy americano, increíble. Igual cuando tenía 20 años me ponías esto y te decía “¿pero esto qué mierda es?”, pero sí, por ahí van los tiros. Como el chiste este que decía la madre “No, es que mi hijo sangra por la nariz”, pues por ahí van los tiros.

Pues con este cierre os damos las gracias y os deseamos toda la suerte del mundo en esta nueva andadura.

1 COMENTARIO

¡Deja tu opinión!