Compartir

Iniciamos este fin de semana en Madrid un evento en el que culturas diferentes, dejan de serlo, por una mera razón, la música. Hablamos del Festival Charco que se ha celebrado este 16 y 17 de junio en el jardín Botánico Alfonso XIII de Madrid.
Bajo un sol abrasador, nos acercamos a la apertura de puertas del recinto que como es tradición, se retrasa una hora y la gente se congrega en la valla esperando luz verde para ver la primera actuación de la tarde con los Nastys. Los manchegos aparecen en el escenario dejando buena ambiente garagero con “Never Digas Never” o “Madrid Es Un Cementerio” dejando el relevo a la banda madrileña Toundra que fueron los siguientes en aparecer en el escenario con su inquietante banda sonora, como sabéis carece de cantante la banda y eso los hace más especiales, movilizar a un gran número de gente no es fácil, pero la conexión y lo cercano forma parte de su espectáculo. Temas como “Cielo Negro (Black Sky)” o “Strelka” te embaucan en una atmósfera con cada acrobacia guitarrera, interactuando con un público de lo más variopinto, consiguieron la respuesta esperada por parte de los asistentes. Una gozada el directo de esta “orquesta del Rock”.

DSC_1217

Las previsiones de la tarde van mejorando, el escenario se va completando y la aglomeración de la gente muy diversa entre ella, da comienzo a la fiesta con el argentino Chancha Vía circuito que fusiona electrónica, cumbia y minimal, la gente se vino arriba con este gran referente aclamado por Washington Post y el New York Times como un artista de culto para los círculos más vanguardistas de la música electrónica. lo lamentable fue su corta aparición por el escenario..

Los grandes esperados de la noche Molotov y bomba estereo nos hacen esperar  mientras Guacamayos DJ’s reaparecen en ocasiones manteniendo al público entretenido a base de cumbias. ¡Por fin! Molotov sube al escenario con su bandera Mexicana por todo lo alto, la gente expectante bajo un cálido saludo de los integrantes de la banda arrancan con “Noko” Y “oleré y oleré y oleré“, sus fans aglomerados con los brazos en alto, enloquecen cuando la banda toca “Gimme Tha Power” o “Chinga tu Madre” de su apoteósico trabajo “¿Dónde Jugaran Las Niñas?” fue el primer trabajo de estudio de la banda (97) y que les dio el reconocimiento internacional. Los mexicanos intercambiaban papeles e instrumentos, pero el momento de la noche llegó con la aparición de Pablo Carbonel y su banda Los Toreros Muertos tocando en conjunto “Mi Agüita Amarilla” un gustazo para los allí presentes.

DSC_1631

Los colombianos Bomba Estéreo se hicieron de rogar, y se hicieron notar, ya solo por el despliegue de plumas con el que la vocalista comenzó a corretear por todo el escenario con temas “Que Bonito“, “Fuego” o “Fiesta” conquistando a un público con ritmos dubstep, electrónica, algún que otro riffs de guitarra y la energía despampanante de Liliana.

DSC_1763
En la segunda jornada del domingo, el Festival Charco casi se hunde, retrasos de más de una hora, problemas técnicos, y Juana Molina se quedó sin poder actuar por los repetidos problemas técnicos, tocó dos canciones y abandonó el escenario.
Aguantamos el calor pacientes para ver como se desenvuelve la tarde. Tulsa fue “la primera” en actuar, intentando reavivar los ánimos de la gente, tuvo una actuación muy corta, no había tiempo. “Los Amantes Del Puentes“, “Oda Al Amor Efímero” y “Carretera” son de los pocos temas con los que la vocalista pudo lucirse en el escenario pero nos dejó un buen sabor de boca.

DSC_1158

Los siguientes en aparecer fueron el gran Chico Trujillo y su orquesta chilena dejando caer otros cuatro y cinco temas, los retrasos ya se palpaban en cada una de las actuaciones, pero Chico supo con que temas hacednos olvidar y alegrar por instantes la tarde del domingo con reggae, ska y cumbia. Club Del Río fueron los encargados de amenizar las esperas tocando en un pequeño altillo junto con charangas en diferentes puntos del recinto.
La actuación que consagró a la gran mayoría de asistentes fue con Xoel López, con un intenso comienzo de “Patagonia” y “yo solo quería que me llevaras a bailar” fruto de su anterior trabajo (Paramales), improviso con Jorge Drexler otro de sus temas “El Hombre De Ninguna Parte“, grandes trabajos y un mejorado cambio después de su etapa con Deluxe. Terminó con “De piedras y arena mojada“.

DSC_1360
Eran ya las 00:30 y la actuación de Jorge Drexler estaba programada para las 23:15, pero nos hicimos de piedra y el cansancio lo dejamos a un lado para el deleite del uruguayo junto con Luciano Supervielle, compositor y DJ de origen francés que llevan una gira conjunta, envolviendo con electrónica la música del Jorge con “Se va, se va, se fue“, “guitarra y voz“, con esta, se hizo el silencio, creando una atmósgera mágica entre el público y cantautor, ¡increíble! de lo mejor de la noche y la generosidad de Jorge que le ofrecio a Juana Molina formar parte de su actuación con una de sus piezas. El punto y final lo puso con “Todo se transforma” y de nuevo una bajada de sonido en mitad de la canción por problemas técnicos habituales durante toda la jornada del festival.

DSC_1525

Fotografía: David Izquierdo

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!