Compartir

Magia y mala suerte a partes iguales. Así se podría definir la primera edición del Interestelar Sevilla, un festival que nació a primeros de año con un cartel prometedor pero que por culpa del impuntual mal tiempo sevillano sus asistentes y artistas sólo pudieron disfrutar al 50%.

La mañana del 21 de octubre ya se presentó encapotada, pero las previsiones meteorológicas no anunciaban lluvias para esa primera jornada. A las 15:30h una cola de más de 50 personas iba creciendo a las puertas del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. La música estaba a punto de comenzar y además las barras iban a propinar cerveza gratuita durante una hora, una buena decisión por parte de la organización para hacerse con un público mayor para la apertura.

Los primeros acordes del Interestelar Sevilla sonaron a country y folk. Las dos bandas que aportaban este género a la edición, Young Forest y Badlands, se batían en una especie de duelo, unos en el escenario Negrita y los otros en el Obbio. Pese a que durante su tiempo de concierto la mayor parte de los que circulaban a esas horas por el recinto escuchaban a unos de los ganadores del concurso de bandas del festival, la música salía disparada con más fuerza desde el escenario emergente. Badlands, que traían Howl desde Valencia, se marcaron el buenrollismo hecho final cerrando con sus particulares versiones de Girls Just Wanna Have Fun Ghostbusters.

badlands-interestelar-sevilla-2016-escenario-obbio
Badlands /// Foto: Beatriz Cort

El segundo turno en el escenario principal fue para Bittersweet, los otros ganadores de la batalla de bandas, que presentaban su EP Ribadeo. Quizá el hecho de que uno de los productores del mismo sea Martí Perarnau explica que su pop rock con tintes de psicodelia sonara en parte a una especie de Mucho en versión adolescente.

Mientras los sevillanos tocaban, el recinto se iba llenando cada vez más a la espera de uno de los platos fuertes de la primera jornada: Carmen Boza. El concierto de la de La Línea en Sevilla correspondía a uno de los últimos antes de dejar la carretera para volver a centrarse en su próximo trabajo, por lo que prometía que iba a ser de los grandes; y lo fue. El setlist escogido fue el mismo que desarrolló en su primera festival, el SanSan Festival 2016, lo que sirvió para comprobar cómo, después de haber rodado durante todo el verano por diferentes macroeventos, finalmente ha conseguido cogerle el truco. Fueron varias las veces entre canción y canción que el público aprovechó para corear “Carmen Boza” y fue en Octubre, tema que siempre escoge para cerrar sus bolos, cuando se pudo ver cómo algunas personas eran subidas a hombros.

Carmen Boza /// Foto: Beatriz Cort
Carmen Boza /// Foto: Beatriz Cort

Llegaron las 18:05h y la traca prosiguió en el escenario contiguo con Mucho; o más bien la cosmicidad comenzó. La hora parecía demasiado temprana para que la psicodelia de Martí Perarnau & CÍA sacudiese Sevilla, pero no supuso un impedimento para que así fuera. Los teclados de Víctor Cabezuelo rebotaban en el pecho y la crítica política volvía a estar presente como en cada concierto de la mano de Perro Negro S.L, entre otras. Pero no solo hubo espacio para Pidiendo en las puertas del Infierno, sino que Mucho dieron un paseo por su discografía recuperando incluso su primer trabajo —el más “diferente” y “menos Mucho” de todos—.

Mucho /// Foto: Beatriz Cort
Mucho /// Foto: Beatriz Cort

Mientras el bolo de Mucho terminaba con la bailable Nuevas Ruinas Fue —la favorita del grupo de su último álbum—, parte del público emigraba hacia el escenario Negrita para ver a Anni B Sweet y también la actuación de Modelo de Respuesta Polar, quienes pese a no ser considerados por muchos una banda emergente a estas alturas, fueron destinados al escenario Obbio.

En marzo de 2015 comenzaba la etapa de B Sweet con Chasing Illusions y un año, siete meses y ocho días después, su gira finalizaba en el Interestelar Sevilla. “El pasado vienes en el Interestelar Sevilla fuisteis muchos los que nos acompañasteis y eso nos hizo muy feliz” y es que fue en su concierto, que avanzaba junto al atardecer, cuando el recinto del CAAC comenzó a verse lleno de verdad. Ridiculous games 2060 fue el tema con el que se despidió de su gira, fundiéndose entre luces violetas con los vítores del público y los primeros atisbos de la oscuridad de la noche sevillana.

Anni B Sweet /// Foto: Nerea Coll
Anni B Sweet /// Foto: Nerea Coll

La antesala de una de las actuaciones más esperadas de la noche fue protagonizada por Full y su Tercera Guerra Mundial. Quizá fue precisamente eso, el actuar delante de Iván Ferreiro, lo que provocó que en la recta final de su concierto las vistas desde el escenario Negrita estuvieran más colmadas de gente que las del Desfestivales.

El gallego subió al escenario con su potente armadura instrumental y auguraba uno de los mejores conciertos de la jornada desde el segundo uno con Casa, ahora vivo aquí. Las míticas Turnedo, El Equilibrio es imposible y una —inesperada para muchos— SPNB, protagonizaron el viaje al pasado. Por otra parte, LaniakeaSantadrenalina El Pensamiento Circular —tema durante el cual, mágicamente, comenzaron a caer las primeras gotas de lluvia del fin de semana— formaron parte también de la presentación de Casa, su séptimo álbum en solitario que sale a la venta el próximo 28 de octubre.

Iván Ferreiro /// Foto: Nerea Coll
Iván Ferreiro /// Foto: Nerea Coll

Tras las baladas de Ferreiro, tocaba bailar. La decisión era difícil: mientras que en el escenario Obbio Correos y El Imperio del Perro iban a partir cabezas de seguido, Miss Caffeina se preparaban para romper caderas en el Defestivales. Al igual que Anni B Sweet, el concierto de los caffeinos también sonaba a despedida; aunque en este caso no para volver al caparazón, sino para decir adiós a la gira festivalera y abrir paso a la de salas. Detroit es sin duda el álbum más bailable de la banda y los sintes de ÁcidoLobos y Gladiador no faltaron en su bolo del Interestelar Sevilla.

miss-caffeina-interestelar-sevilla-2016
Miss Caffeina /// Foto: Nerea Coll

La fiesta continuaba con los internacionales del festival: Mando Diao. La actuación de los suecos era otra de las que había inundado las redes sociales días y meses atrás, pero a la hora de la verdad el resultado no fue el esperado y muchos tacharon su presencia de “imprescindible”. A los “extranjeros” les faltaba garra y no era el momento óptimo para perderla. Problema que la electrónica logró paliar, pues al mismo tiempo comenzaba el popurrí de electrónica en el escenario Obbio con DJ Mato.

“Mala suerte” tuvieron los DJs que les sucedieron, pues sus sesiones se solaparon con Fuel Fandango, uno de los dúos de fusión más queridos por la comunidad indie de nuestro país. Alejandro Acosta y Nita Manjón ya habían presentado Aurora en Sevilla de la mano de FNAC, pero aquel acústico quedó totalmente eclipsado por lo que sucedió en el CAAC. Ni si quiera el que, por motivos legales, la organización se viera obligada a bajar el sonido de su actuación les impidió ser acusados por gran parte del público de ganar el título al mejor concierto del festival.

Fuel Fandango /// Foto: Nerea Coll
Fuel Fandango /// Foto: Nerea Coll

El cierre de la jornada fue de lo más peculiar. Pese a las quejas que produjo que realizaran su prueba de sonido mientras Fuel Fandango aún estaban en marcha, Belako supieron dar un buen toque final. Mientras los vascos hacían sonar su post-punk, la electrónica de We Are England reinaba en el escenario pequeño.

A las 03:00h la música cesó con Aarean Bez y los asistentes abandonaban el recinto sin saber que al día siguiente no volverían. Durante la madrugada y parte de la mañana del día 22, más de 90 litros cuadrados cayeron sobre Sevilla y pese a estar los escenarios habilitados, el recinto quedó inviable para el disfrute del público. A las 14:14h la organización emitió un comunicado oficial en el que se explicaba la cancelación del festival.

comunicado-oficial-cancelacion-interestelar-sevilla-2016
Comunicado oficial /// Foto: Interestelar Sevilla

Sin embargo, la música no cesó. Algunos de los artistas y bandas que iban a derrochar su talento durante la segunda jornada no permitieron que el público se quedara con lar ganas y organizaron conciertos gratuitos en la ciudad. Así fue el caso de Zahara, Maga, The Prussians y Mechanismo; que colgaron cada uno un sold out.

Pese a este terrible contratiempo, el 99% de los comentarios que recibió el festival fueron positivos y se consagró como el evento de música independiente que Sevilla llevaba buscando por un tiempo. Además, la organización se puso manos a la obra con la segunda edición, que tendrá lugar los días 19 y 20 de mayo en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, ¡larga vida al Interestelar Sevilla!

interestelar-sevilla-2016
Interestelar Sevilla /// Foto: Beatriz Cort

2 COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!