Compartir

El one-man-band del momento, el músico conocido como VURRO, pasó el pasado viernes 24 de enero por la sala 16 Toneladas de Valencia y allí estuvimos para dar fe de una de las actuaciones más esperadas de la temporada.
El ecléctico sonido de Vurro, que salió armado con su cráneo de vaca y sus dos teclados, además de la percusión pertinente, llenó hasta los topes la sala de Ricardo Micó, 3. Un show cargado de eléctrico rock and roll y frenético garage que dejó sensaciones divididas en el público, que disfrutó mucho en ciertos momentos del concierto pero entre el cual también se oyó algún “qué repetitivo”.
En resumen, fue un buen concierto, y nos hizo mover los pies durante la totalidad del mismo, así que se puede decir que cumplió su misión.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!