Compartir

El próximo 3 de Marzo aterriza Le Parody en Valencia. Será de la mano de la White House en el marco de los Microshows de La Gramola de Keith, el escenario lo pondrá Cerati Café y aprovechando el revuelo hemos decidido entrevistar a Sole, impulsora de este proyecto musical. Ahí va:

¿Qué (o quién) te inspiró para meterte en la Industria de la Música?:

Bueno creo que la inspiración no tiene mucho que ver con la industria. Creo que meterse en una industria es más bien el efecto de comercializar algo que haces, una consecuencia, no algo que se piense a priori, o al menos no en mi caso. Yo hacía música, decidí que quería dedicar el máximo tiempo posible a hacer música, y me pareció que la mejor opción para ello era tratar de vivir de hacer eso mismo. Pero también podría haber decidido trabajar en otra cosa y hacer música en mis ratos libres.

Cuéntanos un poco, ¿qué es exactamente Le Parody? ¿Cómo fueron los inicios?:

Le Parody es el alias con el que compongo música y la toco en directo, a veces en solitario, a veces acompañada por otros músicos. Los primeros comienzos fueron hace muchos años, creo que hacia 2006. Me regalaron un ukelele y un teclado, hacía canciones y las tocaba en fiestas con amigos. Ahí empecé a usar el nombre de Le Parody, aunque nunca grabé nada de lo que hice en esa época ni lo difundí más allá de mi círculo de gente cercana. Los comienzos de lo que es el proyecto ahora son más recientes. En 2011 volví a componer, esta vez sí que grabé las canciones que hice, con mi amigo y productor César Berzal, las publiqué en bandcamp, tuvieron un poco de repercusión en prensa y empezaron a salir conciertos. Y así hasta hoy. Todo muy poco a poco, muy paso a paso. 2011 y 2012 fueron dos años de mucha euforia, con el 15M. Todo parecía posible. En Madrid había una energía creativa y festiva muy fuerte, eso para mí fue fundamental, sin ese contexto no sé si me habría atrevido a hacer la música que hago.

En “Hondo” haces gala de un estilo arriesgado mezclando samples orientales, electrónica y flamenco, ¿cómo surgió la idea?:

Me interesa mucho el folclore, eso ha estado presente desde el principio en mi manera de entender y componer música. Cuando estaba pensando en hacer un segundo disco vi una película, Latcho Drom, de Toni Gatlif, que narra el éxodo de los gitanos desde India hasta España a través de la música, y me marcó mucho. Conocía la relación entre los folclores del norte de África y el flamenco, es algo que se nota a simple oído, pero esta película me hizo pensar en las conexiones más profundas que se establecen entre culturas, la mezcla, el movimiento… Quería hacer un disco a modo de collage, usando sólo trozos de otras canciones y decidí sacar piezas recortadas de música de bollywood. Era todo un experimento, no tenía ni idea de cómo iba a quedar, ya la verdad es que aún hoy me parece bastante misterioso que la cosa cuajara.

Las letras de los temas son cortas y muy directas, ¿te consideras una persona política? ¿No te gusta andarte con rodeos?:

A mí me parece que todas las personas son políticas por el mero hecho de vivir rodeadas de otras personas. Así que sí, me considero una persona política. Y bueno, el disco en realidad fue un enorme rodeo de dos años que conseguí condensar en 11 canciones… Los rodeos están ahí, no puedo evitarlos. Yo pienso muchas cosas, escribo mucho, doy vueltas y vueltas. Al final lo destilo todo y lo reúno en un par de frases. Luego a quien escuche esas letras le toca volver a desplegarlas e imaginarse todo lo que hay detrás.

Háblame de tus influencias andaluzas, veo mucho flamenco y juegas con esas voces copleras… ¿Tienes algún referente en especial?:

Me gusta mucho el flamenco, me gusta escucharlo y verlo, y durante un tiempo estuve estudiando cante. No tengo ni de lejos la técnica necesaria para cantar flamenco pero me interesó mucho acercarme a ello, aprendí muchas cosas de cómo puede usarse la voz, y tenía ganas de aplicarlo a mi música. Tengo referentes muy variados. En el ámbito del flamenco, me fijo mucho en la gente que lo mezcla con otros estilos muy diferentes. La Mala Rodríguez, por ejemplo, me parece un ejemplo impresionante de cómo puede usarse el acento para componer letras, como si fuera otro idioma, y entrar y salir de una forma muy flamenca de ritmos que son casi lo contrario al flamenco.

¿Crees que el futuro es electrónico?:

El mío sí. Las cosas nuevas que estoy preparando tienden mucho más claramente a la electrónica.

Parece que el campo de la producción está bastante cerrado a las mujeres, o al menos eso parece desde fuera, ¿crees que es algo inherente de la industria o influyen otros factores?:

No puedo juzgar estas cosas desde fuera, porque no tengo suficientes datos, y entiendo que mi caso particular no tiene por qué representar al de la mayoría de las mujeres. La industria es machista como todo lo demás. Hay que dejar de sorprenderse tanto por eso, o por lo menos no pensar que es un caso aislado. La relación histórica de las mujeres con la tecnología es la que es. Yo siempre cuento que a mí nadie me apuntó con una pistola para obligarme a que eligiera Bellas Artes en lugar de, por ejemplo, un módulo de imagen y sonido, y sin embargo me sorprendí mucho cuando descubrí con 24 años que me encantaban las máquinas, los temas de ondas y electricidad, y que disfrutaba mucho estudiando cómo funcionaban sintetizadores y secuenciadores… Nadie es realmente dueño al cien por cien de sus elecciones, todos los factores influyen: modelos, roles impuestos, educación, situación económica…

¿Cómo ves el papel de las artistas femeninas en tu campo?:

Pues creo que ahora mismo está en pleno cambio. Con la crisis y la precariedad por un lado haciendo que todo lo que triunfa sea más de lo mismo (arte masculino), y el feminismo tan de moda por otro haciendo que cada vez más mujeres reclamen su sitio… No lo sé, ya digo que no consigo ver un panorama general de todo esto, pero desde luego las cosas parecen muy distintas ahora a cuando empecé, y sólo llevo 5 años haciendo esto.

¿Qué es lo próximo, vamos a ver algo nuevo de Le Parody pronto…?:

Pronto creo que no, voy muy lenta. Pero ya tengo una idea clara de por donde tirar, más hacia la electrónica de baile, en un formato que permita más la improvisación en directo y poder dejar de hacer conciertos que sean la reproducción exacta de las canciones de un disco, que es algo que a la larga puede quemar un poco.

Una encuesta del Ministerio de Cultura de 2015 sitúa a la “mujer joven y con estudios” como la mayor consumidora de cultura, pero sin embargo la presencia de artistas femeninas en festivales es bastante escasa (SOS 4.8: 14%, SÓNAR: 10’06%, LOW FESTIVAL: 4’2%), y si hacemos zoom en los cabezas de cartel el porcentaje es mucho menor. ¿A qué crees que se debe esta tendencia? ¿Algún consejo o sugerencia para fomentar la presencia de más artistas femeninas como tú en festivales?:

Creo que esta tendencia es la tendencia general de la industria de la música, de la industria de la cultura, de todas las industrias y de la sociedad en general. No hay que darle más vueltas. Está bien hacer estadísticas y denunciar con cifras, pero me parece que ver números produce cierto efecto sedante… Se normalizan muy rápidamente estos escándalos. El número de mujeres en festivales, el número de mujeres productoras, el número de mujeres políticas, el número de mujeres muertas… Quizás podríamos probar a poner el foco de atención en otras cosas, pero no tengo ni idea de cómo se hace esto. A mí personalmente no me interesa estar en un festival de grupos masculinos clónicos que reproducen la misma música indie española desde mil novecientos noventa y tantos, a mí lo que me interesa es que ese festival se desintegre de una vez y surja otro de música más actual e interesante.

Y por último, vienes a Valencia dentro de nada, el día 3 de Marzo estarás en Cerati Café, ¿qué podemos esperar del concierto?:

Va a ser un concierto en solitario, con toda la artillería electrónica que se me permita, con canciones de los dos discos que tengo publicados, contando siempre con ese margen mágico de sorpresa y variación que dan los directos. Aprovecho para contar, por cierto, que el día anterior estaré en la librería Bartleby presentando un libro de poesía y aventuras que publiqué con mi otro alias, Billy Morreale, por si hay alguien por ahí interesado en texto crudo.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!