Compartir

Wolfmother, la banda australiana de rock liderada por el incombustible Andrew Stockdale presentará en dos únicas fechas en nuestra península su nuevo álbum “Victorious”, editado el pasado mes de febrero por Universal Music.

En su extensa gira de presentación, dos son las ciudades por las cuales esta apisonadora del rock ofrecerá en directo su nuevo setlist: viernes 13 de Mayo en la Sala Apolo de Barcelona (organizado por la promotora Noise on Tour) y el día siguiente en Bilbao dentro de la programación del Kriston Fest.

“Victorious” es el cuarto trabajo de la banda y cuenta en esta ocasión con la producción de Brendan O´Brian conocido por sus trabajos con Pearl Jam, The Black Crowes o Rage Against The Machine entre otros.

Si bien es cierto que las guitarras afiladas de riffs potentes que Stockdale factura siguen sonando en este disco acompañadas de su personal voz , hay algo que se ha ido perdiendo a lo largo de a trayectoria de este combo.

Tal vez el echo de la huída de dos de los miembros fundadores (el bajista/ teclista Chris Ross y el batería Myles Heskett) allá por el año 2008 tras editar su perfecto álbum homónimo en el 2005, evidencia claramente que Wolfmother funcionaba mucho mejor como formación a la hora de imprimir ese “algo” en sus trabajos y no como un Stockdale que actúa como solista firmando con un nombre de banda sus nuevas obras. Sirva como muestra el álbum “Keep Moving”, editado en junio del año 2013 como proyecto solista de Stockdale durante el período de reestructuración de la manada de la “Madre Loba” y que sigue sonando a Wolfmother. Cualquier canción que firme Andrew Stockdale va a sonar siempre a Wolfmother o viceversa. Y es precisamente ahí donde reside la gracia y grandeza de este compositor; su estilo único herencia de los grandes del rock.

Aún así este nuevo LP de los australianos guarda joyas como “Victorious” o “Happy Face”, que nos hacen recordar a los mejores Wolfmother.

Estamos bien seguros que Stockdale y los suyos no defraudán en directo. Esperemos dejen caer  algunos de sus grandes clásicos como “Woman” o “How Many Times” dentro de un set que probablemente requiera de tapones para evitar tráumas acústicos por la potencia y decibelios de la propuesta.

Texto: Ana Blanco

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!