Compartir

Badlands lo volvió a hacer y arrasó de nuevo a su paso por la que ya es “su casa”: el Loco Club. Un concierto de sábado con lleno absoluto, en una noche para el recuerdo, tanto por ellos como por sus “teloneros”, los catalanes Ljubliana & the Seawolf.

Empecemos hablando de estos últimos. Directos desde Barcelona apuntan y disparan certeros al pecho, y no duele, gusta. La propuesta que nos presentan es de lo más variopinta, coqueteos psicodélicos sobre una base de ritmos circenses, (que unida al jazz crea ese “gypsy jazz” tan brutal que destila el quinteto) y cierta agresividad en algunos temas, como el más-que-hit “What About This Night?”, tema perteneciente a su último álbum “Vaine House”, que interpretaron con una precisión milimétrica.

_mg_0358-1
Ljubliana & the Seawolf /// Fotografía: VikPamNox

También sonaron temas de su primer largo “Re-Mi”, de corte más acústico, pero igual de atrayentes. En serio, no dejo de pensar en la brutalidad de “What About This Night?”, con ese tema consiguen ganarte la atención y el corazón. Además, el dominio del show por parte de Pol, voz y guitarra (a veces incluso solista), combinado con la maestría de sus acompañantes en el escenario, creó una armonía perfecta que ganó los corazones de los presentes.
Eclécticos como pocos, su set de estilo inclasificable fue uno de los momentos de la noche.

_mg_0318-1
Ljubliana & the Seawolf /// Fotografía: VikPamNox
_mg_0314-1
Ljubliana & the Seawolf /// Fotografía: VikPamNox

Y entonces llegó la hora de que el sexteto más country de la Comunidad Valenciana saliera al escenario a presentarnos su nuevo y flamante LP, editado en CD y vinilo, y que viene acompañado de un libro ilustrado que cuenta la historia que a su vez relatan las canciones del disco. Una maravilla.

Repasaron una a una las canciones de la cara A de su neonato disco, con temas destacables como “The Goldrush” (primer single de los valencianos en este último LP) o “Hadrianne Bridge”, que sonaron brutales en directo.

Badlands /// Fotografía: VikPamNox
Badlands /// Fotografía: VikPamNox
_mg_0367-1
Badlands /// Fotografía: VikPamNox

Tras estos primeros 5 temas, la banda decidió deleitar a los presentes con varios temas de sus 3 primeros EPs, varios de los temas más queridos por sus seguidores. Como dato notable destacaré la brutal “Howl”, en la que May, voz de Badlands, decidió que era el momento para sacar todo lo que tenía dentro y marcarse una bestialidad de versión que dejó a todos con la boca en el suelo. También sonaron una emocionante “Homecoming” o “Back to Badlands”, junto a otros temas.

Llegaba la hora de la segunda parte del disco, del cual destaco la ambiental “Echo”, la bluegrass “Landfill” y el juego con el tema que abre el disco (“Trobadour”), que tiene su “gemelo” en “Storytellers”, tema que cierra el álbum. Same chords, same story.

Al acabar, la sala abarrotada pidió más, recibiendo con los brazos abiertos “Relentless” y “Javelin Road”… y como seguíamos pidiendo más, Badlands, que nunca deja ningún cabo suelto, remató la faena con esa fantástica versión que hacen del tema de “Ghostbusters”.

Una noche para el recuerdo, un ciclo que se cierra, abriendo un infinito de posibilidades, que seguiremos de muy cerca. ¡Enhorabuena, Badlands!

_mg_0371-1
Badlands /// Fotografía: VikPamNox
_mg_0408-1
Badlands /// Fotografía: VikPamNox

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!