Compartir

Vigésima segunda edición pasada por agua
Kase.O se convierte este año en el concierto más multitudinario

Kase.O -Furyo State Photography

 

Aquí estamos, otro año más. ¿Quién lo diría, eh? Por si no tuve ya bastante el año pasado con la tienda inundada y los okupas, va y este año, repetimos. Si es que ya lo dice el refranero, “sarna con gusto…
Pero bueno, aquí venimos a ser serios (o a aparentarlo) y a trabajar, así que estimadas lectoras, os narraré esta nueva edición del ViñaRock en primera persona, como bien se hacer.

JUEVES

No llevábamos tres días de semana lectiva después de Pascua, y yo ya me lío para volver a desaparecer. A eso del medio día, empezaba nuestro periplo.
A diferencia del año anterior, éste sí supimos coger desvíos y comimos con la calma acampados al lado del cementerio, donde sigo manteniendo que es de las mejores zonas para acampar. Por el momento, el tiempo iba respetando a los viñarockeros que empezaban a plantar sus tiendas, toldos, palacetes, sillas y mesas. Ya estábamos preparados.

Sonido Vegetal tocaba a la mala hora mundialmente conocida en el mundo festivalero como “la hora de cenar“, pero aún así, fue capaz de acabar reuniendo a un buen puñado de personas. Durante su actuación sonaron temas de todo su repertorio, dando el pistoletazo de salida a millones de bailoteos ska-larianos. Desde aquí quiero mandar un saludo al frontman, si sigue vivo, porque hacía como mucho frío para estar allí sin una camisa aunque fuera por encima. Todo sea dicho, dio la sensación de que el tiempo de hora y cuarto que tenían se les quedaba un poco largo, ya que la parte final estuvo repleta de demasiada interacción con el público, sin repercusión alguna, pudiendo haber tocado un par de temas más.

Los siguiente que tuvimos el placer de ver fueron Riot Propaganda.
Tenía muchas ganas desde su actuación en el Festivern 2015/2016 cuando aún no había salido a la luz su último trabajo, Agenda Oculta, por lo que tenía ganas de ver como lo defendían en directo. Este concierto fue la primera gran aglomeración del festival, siendo el Escenario ViñaGrow un tanto agobiante.
Su set se basó en intercalar su reciente álbum con temas de “United Artists of Revolution“. Pudimos observar a la perfección que a los asistentes aún les falta quemar el disco un poco más, ya que más allá de los estribillos, el público enmudecía sutilmente. Aún así, temas como “Cambiarlo Todo” provocaron afonías de la fuerza con que se cantaban. Uno de los puntos que más amor-odio me produjo fue cuando interpretaron “El Peso del Tiempo“, canción de su primer trabajo grabada junto a Jerry Coke. Siendo uno de los temas más bonitos de todos, me faltó que cantaran la parte de la colaboración del Mc, pero bueno, fue grata sorpresa que la incluyeran en su set.
Pesé a la masificación, seguimos la técnica ninja de infiltrarnos en los pogos y acabamos en segunda fila, ya que nunca viene mal hacer un poco de fan loco.
Eso si, el pobre Nega debió tirar la sal, o romper un espejo, porque cambió de micrófono tres veces. Cositas a mejorar, Viña 😉

Nuestra jornada casi que acabó ahí, exceptuando que me dejé caer un rato también por The Locos. Pese a la cantidad de gente que salió al acabar Riot, casi que llenaron igual que ellos. Del rato que estuve poco que decir, grandes temas que se unen al espectáculo con el que Pipi siempre nos deleita, ya sea con su chaqueta de rótulos de cómic, como subido a unos zancos y con músculos de pega.

 

VIERNES

Voy a obviar el repetiros que llovía a todas horas porque yo que sé, seguro que lo sabéis.
Boikot presentaba su corto de ficción “Jarama” a eso del medio día en un salón de cine del Ayuntamiento de Villarobledo, en un pase exclusivo para prensa. Este corto recrea una de la batallas más duras de la Guerra Civil, en 1937, y donde han querido recordar y luchar por evitar que caiga en el olvido el papel de los brigadistas internacionales que vinieron a nuestro país a luchar contra el fascismo.

Funkiwi’s – Furyo State Photography

Éste corto, dirigido por su guitarrista, Alberto Pla, aparece también en pequeños cortes en el último videoclip del grupo, que también sirve de presentación del que será su próximo trabajo. Un disco diferente, esta vez acercándose al folk irlandés, manteniendo ese punk rock que sirve de hilo conductor en sus diferentes trabajos.

Ya comidos, empezaba oficialmente el ViñaRock 2017.

Funkiwi’s fueron los encargados de darnos la bienvenida. Tocando este año a una hora bastante mejor y con casi una hora de bolo (a diferencia del año anterior que tocaron como 25 minutos a las 16:30 de la tarde…) nos encantó ver como partían el escenario. Los valencianos vienen de presentar su nuevo disco “Mundo Roto” y como público os aseguro que salí con muy buen sabor de boca.

Casi sin respirar, nos marchamos a ver a los Lendakaris Muertos. La banda navarra sembró el caos más absoluto en el Escenario Poliakov. Si, ellos fueron los encargados de mover al púbico de tal manera, que las anti-avalanchas de primera fila cedieran e hiciera falta una docena de personal de seguridad para retener toda aquella energía. No soy capaz de describir la de gente que había, solo recuerdo que casi muero al caer en un pogo con tres personas encima. Que 20 segundos más largos se me hicieron. Pero sigo vivo, que eso es lo bonito, ¿no?
A lo que iba, que si “Cómeme la Franja de Gaza“, que si “Drogopropulsado”, que si “Húngara Chúngara“… todo un recital del punk más canalla. Quitando de que no se llegaba a escuchar del todo fino cuando bajaba al público a cantar, gran show.

Lendakaris Muertos – Furyo State Photography

Tras una pequeña pausa, seguramente para ir a rezar y agradecer que siguiera con todas mis extremidades pegadas al cuerpo, fui a ver a mi tan idolatrada Iseo & Dodosound, que tocaron en el Dub Corner. Este “escenario” son palets haciendo un círculo, donde encontramos dentro al artista en cuestión y el equipo de sonido. Que puede sonar cutre, sí, pero la cercanía publico-artista le da un toque muy agradable. Además situado bajo techo, que eso suma.
Reggae & dub made in Spain. Desde que en 2015 sacaron “Cat Platoon“, han ido subiendo como la espuma. En el Viña congregaron a muchos fieles que no dudaron en bailar bajo el ritmo en las manos de Dodosound y la voz de Leire, dignos ellos de encantadores de serpientes, de la forma en que movían al público.

Corría, quería dejarme caer por el foso de Boikot, pero no me fue posible. Abrieron con “Jarama“, su nuevo tema, muy adecuado para entrar en calor, y reventaron el Escenario Poliakov (que aún no había acabado de resolver los problemas con las vallas) tocando “Inés” a continuación. Set de sobra conocido que parece que no deja de gustar al público. aún así, por bien que me lo pase, yo tengo ganas de que saquen a la luz su nuevo trabajo, que necesito un poco de renovación en los directos de esta banda, más sabiendo que han variado algo su estilo.

Las horas pasaban, no había cenado, y me escapé a la carpa de comida, que estaba repleta a todas horas (quizá sea porque era cubierta, quizá no quien sabe…). Kebab un tanto “raquítico” para el precio, para ser sinceros.
Me paseé un poco por allí dentro con algunos colegas y decidimos sabiamente salir hacia nuestras tiendas, donde una silla y algún que otro refrigerio nos esperaba.

Vita Imana – Furyo State Photography

The Real McKenzies cerraban en el Escenario Negrita, y tras un cambio de amigos (me dejé a unos sin batería en la tienda y me llevé a otros que seguían con una copa en la mano y ganas de fiesta) entramos al recinto para cerrar la primera jornada.
Hacía unos años que no coincidía con ellos, y la verdad es que pese a que las horas y todo no reunieron a mucha gente (partiendo también que había otros conciertazos a la misma hora como Rapsusklei y los catalanes Itaca Band), los que quedaban ahuyentaban el frío a base de saltos y bailes, dejándose llevar por el celtic punk de la banda canadiense.

¿Seguíamos vivos tras el primer día? Seguíamos vivos tras el primer dia.
Objetivo cumplido.

 

SÁBADO

Esta segunda jornada me la tomé con más calma. Bueno, tampoco es que la palabra “calma” adquiera un significado real en un festival como el Viña Rock, pero ya me entendéis.

Eran las cinco y algo de la tarde, en el Escenario Viña Grow encontramos a Lágrimas de Sangre. En el cielo: sol. Si, sol. Estos catalanes nos hicieron creer que los milagros existen.
La banda del Maresme llenó el recinto de un buen rollo brutal, la gente reía, bebía, bailoteaba alrededor de montañas de chubasqueros y chaquetones. Tocaron temas nuevos, de su último trabajo “Viridaquía“, pero a muchos nos sorprendieron con una gran presencia de temas insignia de esta banda, temas algo más antiguos y por los que un servidor les descubrió, por ejemplo. “Cuando sale el sol” sonó al unísono, con “Voy a celebrarlo” las manos se movían al ritmo del beat… Muchas ganas tenía de verlos, y no me fallaron ni lo más mínimo.

Lo poco que pisé el Escenario Cabo de Plata fue para ver a Sons Of Aguirre. Y no es que sea gran seguidor de este grupo, pero la fama les precede. Masa, conocido youtuber, y Dia Sexto, rapero valenciano, por separado ya son humanos curiosos. Si los juntas, surge SoA. Hip Hop con bases conocidas, temática política y letras muy canallas podrían ser un resumen.

Talco – Furyo State Photography

Tras colgar el Sold-Out en varias salas en las grandes ciudades de nuestra geografia con tan solo 3 canciones, se vieron en la necesidad de sacar algo más, y así presentaron “Si es legal es ético, si no fuera ético, sería ilegal.” Con este trabajo, estan de gira por diversos festivales este año, que combinan con temas inéditos que ocasionalmente suben a su canal de Youtube. Parodias trap como “Ajo Infuso“, temas dedicados a políticas de primera línea como “Inés“, o otros temas “Explotando” deleitaron a un público joven.
Duraba el sol con el que cerramos LDS, pero de repente un diluvio nos regó con intensidad (ale, ya lo he dicho, llovía).

Un agujero negro me absorbió, y mientas unos aliens me colocaron electrodos en el cerebro y las nalgas, pasaron las horas y horas, quizá días, semanas, años. Cuando me devolvieron a la Tierra, Talco estaba entrando en el escenario, así que mirando el calendario del móvil, bastante confuso con lo que acababa de pasar, observé que seguíamos en 2017, y me decidí a verles desde la lejanía.
Yo con estos italianos tengo un problema: me suenan siempre igual. Me considero un enamorado del ska, y del punk-ska y de todas sus posibles variantes, pero estos se me atragantan. Me gustan, bailo con himnos como “Sankt Pauli” o “Danza Dell’autumno Rossa“, pero me falta un “algo” que me enganche. Aún así, la esplanada principal estaba llena hasta casi la cuesta, que es donde yo estaba. Buenos tienen que ser. Y de hecho lo son.

Narco -Furyo State Photography

Después de éstos, llegaba un solapamiento que me dolió en el corazón: Russkaja y La Sra Tomasa.
Le pese a quien le pese, los catalanes fueron los bendecidos con mi presencia.
Coge una buena banda de músicos, un gran dj, toca boogaloo, ritmos latinos, fusión y métele una base de drumm&bass. Voliá. ¡Qué buenos son! Disfruté como un enano, para que mentir.
Tienen un directo súper enérgico, bailable, son una fiesta, literal. Presentando su reciente trabajo presentado “Nuestra Clave” y con su anterior trabajo “Corazón, bombo y son” precediendo, no faltaron temas como “Yo traigo boogaloo“, “Después de amar“… Todo un gusto verles, y una espinita en el corazón menos.

Narco eran los siguientes. Este año aguante como un campeón y pude saltar a ritmo de “Tu Dios de madera“, ravear con “Chispazo” o darlo todo con “Dame Veneno“. Los sevillanos, con su rapcore, harcore, thrash metal, su todo, son bombas. Se comen el escenario y al público sea la hora que sea.

Pero a mi Narco me sirvió para calentar. Si, como cuando vas a hacer deporte. Y digo esto porque de allí me fui directo al Escenario Smoking, que tocaban Killus.

Killus – Furyo State Photography

La banda de la plana alta, esa banda metalera, industrial, con esa puesta en escena que deja boquiabierto, es un espectáculo la mires por donde la mires. A ellos también les tengo que agradecer que siga teniendo agujetas en el cuello. A ellos, a la fuerza de “Feel the monster“, al estribillo pegadizo de “Ultrazombies“… a todos ellos. Os perseguiré hasta donde haga falta para haceros fotos. Palabra.

Eran las 5 de la mañana. Buena hora para pasearse por los exteriores a ver si encontrábamos caras conocidas y dormir cansado pero contento.

 

 

DOMINGO

El último dia, quien lo iba a decir. Seguíamos en la lucha. Y justo era el día que antes empezabamos a movernos.

Mafalda daba el pistoletazo de salida a la última jornada desde el Escenario Villarrobledo. Los valencianos hicieron lo que bien saben hacer: tocar y reivindicar. Desde “Nuberu“, el último tema que tienen junto a Desakato, hasta singles como “En Guerra” o “La Llorona”, cargados de mensaje, de lucha, de gritos contra el sistema establecido. Vera, voz, también leyó un manifiesto en favor de las mujeres, que generó una gran ovación del público.
Para el grupo, fue un dia un tanto gris también, ya que sus dos vientos metales, trombón y trompeta, se despiden de grupo. Éstos, dan paso a otros dos grandes músicos, un trompeta y una trombonista, que aportarán sin duda mucho al conjunto. No les quitaremos el ojo de encima.

Nos ausentamos un momento, para volver con las pilas recargadas a Gigatrón. A estos hombres cada día se les va más la flapa. Eso si, no os podéis imaginar lo gracioso que es un concierto suyo. Charlie Glamour, con sus habituales falsetes súper agudos, sus atuendos, sus movimientos, es toda una experiencia verle actuar. Pese a no ser demasiado fan, he de admitir que canté como si no hubiera mañana “Heavy hasta a muerte“, “Viking Buggie” y su más famoso “Apocalipsis molón“.

Pepo (Desakato) – Foto: Furyo State Photography

Y ya estaba aquí. Mi momento más esperado. Si. Ese. El momento en tener a Pepo volando por encima de mi cabeza. El momento de hacer circle pits. El momento de Desakato.
Aquí si que soy fan total y absoluto. Los asturianos, con mejor horario que el año pasado (hablamos de 19:30) y en uno de los escenarios principales, el Poliakov, llenaron hasta la bandera. Esta banda es incombustible, no se acaba, no se apaga. Toquen con lluvia “Tormenta” o toquen con lluvia “Cuando salga el sol“, no fallan. Contaron también con la colaboración de los paisanos de Mala Reputación, que habían tocado algo antes, para tocar por primera vez un tema en directo, “Fueu y solombres“, cantado en bable. Era bonito cuando la banda incluía más temas en su lengua. Pese a ser partidario de seguir cerrando con “Cada vez“, y “Octubres Rotos” haber sonado en la primera mitad, sabemos bien que “Pánico en Frankfurt” tiene ese nosequé (quizá sea todo el inicio instrumental o ese estribillo tan bárbaro) que nos tiene enamorados.

Tocaba respirar, recolocar vértebas y costillas e ir a comer algo, que se acercaba el directo que creo que más gente ha reunido.

Kase.O subía al Escenario Cabo de Plata a eso de las casi once de la noche, con un público que deseaba verle volar. El Javato, don Javier Ibarra, comenzaba el ejercicio. Y es que tras la temporada de invierno recorriendo salas, tocaba presentar su trabajo más reciente, “El Circulo” en los grandes festivales. Cayeron temazos como “Pavos reales“, “Repartiendo arte” o “Viejos ciegos“, en la que contó con la ayuda de Xhelazz y del maestro Sho-Hai.

Kase. O – Furyo State Photography

Para los fans de sus antiguos trabajos, tampoco faltó nada: “Ballantines“, “Como el sol” o “Cantando“, tema con el que cerró su actuación, hicieron efervescer al público, que seguro que no quedó indiferente.

Ya en las últimas (mentira), llegaron la leyenda. Uno de los grupos de la first-wave ska, que han sido icono y referente para muchos artistas en la actualidad, aterrizaron en el Escenario Viña Grow.
Toots & The Maytals nos endulzaron la noche con esos ritmos tan ska, tan jamaicanos, tan bailables. Quien estuviera conmigo debió alucinar de mis movimientos dignos de los rude boys de la época. Porque “54-46 was my number” es un himno. Porque son dignos de ver.

A los Def con Dos no pude ir a verlos, pero por lo que me comentaron, se lió parda. Algunos hablan de dos minutos, otro de quince… el tema es que el sonido se marchó mientras ellos cantában, y el público se quedó desconcertado.

Def Con Dos – Furyo State Photography

Al parecer ellos si que se escuchaban, pero algún cable debió saltar, porque nadie se lo explica.

Ahora si, el punto y final lo ponían Los Manolos.
Aquí he de decir algo, no vi a Los Chichos el año pasado pero si acabo de ver a Los del Río en la pasada edición del SanSan Festival, y me quedo con Los Manolos pero de lejos. A cada tema nuevo, era una fiesta. Estábamos derrotados, no podíamos con nuestra vida, y fruto de ese agotamiento creo yo que resurgíamos a cada estrofa de “Amigos para siempre“, nos reíamos con cada verso de “Manolo, hazte tu la cena solo“, estábamos cerrando el ViñaRock 2017.

 

Bueno, cerrábamos el oficial, que cuando nos echaron, nos acercamos al Viñateck, las raves que se crean en los aledaños de las zonas de acampadas y que congregan a una cantiad de gente que nunca hubiera imaginado. También me llamó la atención las infraestructuras que se montan, con carpas, equipos de sonido enormes…
Un buen lugar para cerrar un festival, bailando como posesos y zombies (depende como lleves el cansancio), viendo el sol salir…si es que es muy bonito.
Pero bueno, el pasado día 2, el Ayuntamiento de Villarrobledo desalojó las raves y el alcalde compareció ante la prensa (podéis ver el vídeo aquí) para anunciar que iba a tomar medidas para que los próximos años, no se dieran estas fiestas.
Aunque desconocemos el trabajo en el pueblo de este alcalde, esperemos que sea otra “promesa de político” y no se llegue a cumplir, ¿no? Por un Viña Rock con ViñaTek, por un ViñaTek con Viña Rock.

Poco más que decir, agradecer mucho a los amigos que te hacen más amena la lucha contra el cansancio, a los colegas de prensa, que año tras año nos reunimos y compartimos risas y buenos momentos, a la organización por los geniales precios de la barra 😉 y a vosotros por haber sido capaces de leer hasta el final este tostón.

Nos vemos por los festivales.

 

-Fotografías: Antonio SantoyoFuryo State Photography (más fotos clicando en el nombre)

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!