Compartir

El Ebrovisión, uno de los festivales más añejos del territorio nacional, celebrado en Miranda de Ebro daba el pistoletazo de salida con las actuaciones de Shinova, Rural Zombies, Tachenko y Perro en la Fábrica de Tornillos. Dieciséis ediciones son las que avalan este evento que, alejado de los macrofestivales que inundan el actual panorama español se caracteriza por reunir bandas emergentes y de otras más consolidadas, todo ello bañado por un espectacular ambiente entre los asistentes.

Nuestro paso por la Fábrica de Tornillos empezó con el directo de Rural Zombies, una banda de Zestoa, que con un solo disco a sus espaldas, ya están dando mucho que hablar. ‘BAT’ (Warner, 2015), grabado, mezclado y producido por Eñaut Gaztañaga (Grises) nos puede dar una pista de por que derroteros van sus sonidos. En el escenario de Miranda de Ebro derrocharon un amplia gama de ritmos bailables, marcados de frenéticos sintetizadores. Dieron repaso a su LP, pero se atrevieron con una canción en euskera y con una versión de La Roux. Una vez finalizado su concierto, viendo la cara de satisfacción de los asistentes y entre trago y trago de cerveza nos dispusimos a intercambiar opiniones. Algo estarán haciendo bien este quinteto guipuzcoano cuando todos destacan que tienen lo mejor de varios grupos, la voz recordaba a Belako, los sintes a Grises y que por momentos recordaba a la última etapa de Foals, cosa que asentíamos con satisfacción después de verlos en directo por primera vez, ya que llevábamos tiempo detrás de ellos.

img_5754
Rural Zombies

 

img_5733
Rural Zombies

Después de unos primerizos llegaron Tachenko, unos que ya tienen unos cuantos discos a sus espaldas con más de diez años de carrera. Presentaban ‘El comportamiento privado’ (Limbo Starr, 2015) pero hubo hueco a repasar el extenso setlist que les han mantenido en lo alto, con positivas canciones melódicas. Fueron los primeros en dedicarles parte de su actuación a los compañeros de Supersubmarina, cosa que se repetiría durante todo el festival. Una actuación impecable que terminó con un Sergio Vinadé soltando su guitarra, agarrando fuertemente el micro para danzar de manera incesante por todo el escenario.

img_5812
Tachenko

 

img_5841
Tachenko

Y para finalizar, los murcianos marcianos Perro fueron los encargados de clausurar la primera jornada del festival. ¿Qué más se puede decir de ellos que no se haya dicho ya? Actitud, jolgorio, chistes y muy buena música. Sus conciertos son pura energía, con gran versatilidad en sus componentes, el que estaba en la guitarra pasa al bajo, el batería pasa a los sintes y como se vengan arriba algún componente acabará ejerciendo de técnico de luces o sirviendo alguna copa. Al tiempo. Nadie de Miranda de Ebro echó de menos a Pablo Infante mientras estaban ellos sobre el escenario, abstracción total mientras desfilaban temas como ‘Ediciones Reptiliano‘, ‘El Ecco y Equiseto‘ o ‘La Reina de Inglaterra‘. Y la locura que desprenden se vio contagiada cuando sonaba ‘Marlotina‘, última canción del concierto, subieron al escenario miembros de la organización, varios artistas y Dj’s del festival para cantar los coros, para saltar y formar mini-pogos. La euforia alcanzó su culmen cuando uno de sus dos baterías, soltó las baquetas, bajo al foso y se abalanzó sobre el público. Bestial. Un fin de fiesta de la primera jornada que dejaba el listón muy alto para los dos días que aún nos aguardaban.

img_5932
Perro
img_6043
Perro
img_6090
Perro