Compartir

Nos adentramos un año más  en el Medusa Sunbeach festival, cita que cada año se supera con novedades tanto en escenarios, como en detalles y artistas. Fueron muchos los comentarios positivos tras la edición del 2015, y como hemos podido vivir, han querido superarse a si mismos con creces.

Un festival que cada año crece de manera exponencial, y que lejos de parecerse a su primera edición, ya es uno de los festivales referentes en el territorio español, y postulándose candidato para entrar en la lista de los mejores junto a los más grandes de Europa.

Viernes 12, nos adentramos en el recinto nada más se produce la apertura oficial, y nos encontramos con un espacio más grande que el de su edición anterior, y con una distribución de los escenarios también diferente. Muchos de los asistentes se quejaron años anteriores del solapamiento de sonidos de unos escenarios con otros, problema que con la nueva distribución se solventó de manera satisfactoria.

Oceanic fue el nombre que se le dio al escenario más Indie, donde se apostó por grupos y bandas con sus respectivos conciertos en directo. El primer dia pudimos ver a Don Fluor abriendo la jornada en dicho escenario, el cual aun con un público lejos de ser numeroso a esas tempranas horas, lo dio todo y ofreció una sesión de lo más divertida y con un entusiasmo que asombró a los asistentes del escenario Oceanic.

Don Fluor /// Fotografía: LCC Photos
Don Fluor /// Fotografía: LCC Photos

Tras darnos una vuelta por el recinto y ver sus nuevas y peculiares novedades, como los coches de choque, la zona de descanso y FoodTrucks, o el magnífico escenario principal (del cual hablaremos luego), volvimos para el concierto de nuestros amigos de La habitación Roja. Ya conocíamos su estilo y sus canciones, pero tocaron varios de sus mejores temas y le pusieron mucha garra, cosa que agradeció el público, que poco a poco iba asentándose en el espacio designado para el escenario Oceanic. Tras algo más de una hora de concierto, dieron paso a Mario Vaquerizo y las Nancys Rubias. Risas y algunas de las canciones más emblemáticas del grupo fueron las que sonaron en este lapso de tiempo, donde tanto el público como la banda disfrutaron de un aforo bastante numeroso, teniendo en cuenta que la ceremonia de Inauguración estaba planeada nada más terminar su concierto.

Jorge Martí - La Habitación Roja /// Fotografía: LCC Photos
Jorge Martí – La Habitación Roja /// Fotografía: LCC Photos

Dejamos momentáneamente el escenario Oceanic para contemplar el escenario principal, donde el principal género fue el EDM. Prácticamente todos los cabezas de cartel pinchaban en dicho escenario, llamado Atlantis, y no era para menos. Un escenario de dimensiones dantescas se alzaba justo detrás del camping, creado por artistas falleros y el cual no dejaría indiferente a ninguno de los asistentes. Sin duda, un escenario a la altura de los mejores de Europa.

Suena la alarma, y es hora de Macaco. Volvemos al escenario Oceanic donde tuvimos una de las mejores actuaciones de dicho escenario, con un público totalmente volcado con el grupo, cantando las canciones, y con sus particulares melodías que hacen que no puedas dejar de bailar. Si alguno de los asistentes tenía frio a esas horas de la madrugada, Macaco fue un buen remedio para entrar en calor.

Mario Vaquerizo - Nancys Rubias /// Fotografía: LCC Photos
Mario Vaquerizo – Nancys Rubias /// Fotografía: LCC Photos

Mientras tanto, en el escenario principal, estaba actuando Axwell & Ingrosso, sin duda uno de los platos fuertes del cartel, y que sin alejarse mucho de lo comercial y sus clásicos, ofreció un set fuerte y a la altura de las expectativas. Poco después, sin apenas descanso comenzó Afrojack, el cual  nos deleitó con una sesión que particularmente nos gustó mucho, con unos juegos de luces bastante elaborados, combinado también con fuego.

Antes de terminar el día, quisimos dejarnos caer por el escenario Undersea, donde la mejor música techno sonaba allí. Estaba cerca del escenario principal, y algunas  veces podía escucharse su música, pero no fue un problema grave. En ese momento esta Chris Liebing en la mesa de mezclas, y a pesar de las altas horas de madrugada en las que nos encontrábamos, había una gran masa de gente saltando y disfrutando de su set. Fue el segundo escenario en cuanto a tamaño y multitud de gente.

En el escenario principal se encargó de cerrar la jornada Danny Avila, delante de la mayor parte de los asistentes que seguían disfrutando en el recinto, que saltaban al son de los temas de uno de los Djs nacionales que más gusta fuera de nuestras fronteras.

Volvemos al camping, situado asombrosamente cerca del backstage del escenario principal, y a unos pocos minutos de la entrada al recinto. A pesar de las inclemencias meteorológicas que acontecieron apenas dos dias antes del comienzo del festival, se pudo solucionar el problema del barro en el recinto tanto del festival como del camping, donde se pudo acampar y hacer uso de sus duchas y aseos y diferentes servicios sin problema.

 

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!