Compartir

La tercera jornada del FIB, que sería a su vez la más concurrida, fue abierta por la preciosa voz de la navarra Iseo, que sigue acumulando logros y cada sitio al que va, triunfa. Esta vez le tocó triunfar en el escenario Visa, donde bajo un sol de justicia ofreciño a los asistentes su espectáculo. Juegos de voces cortesía de su loopstation, que maneja como quiere, temas envolventes y unos grandes músicos haciendo de fieles escuderos son los puntos fuertes de Leire Villanueva.

Iseo /// Fotografía:VikPamNox
Iseo /// Fotografía:VikPamNox

Los siguientes en actuar eran los argentinos afincados en el norte de España, Cápsula, que han pegado un petardazo este año colocándose en muchos carteles de festivales y girando por toda la península. En esta ocasión, además de temas propios, hicieron un homenaje al gran David Bowie con un espectáculo que titularon “Dreaming of Ziggy Stardust”, en el que sonaron “Sufragette City”, “Starman” o “Ziggy Stardust”, entre otros.

Cápsula /// Fotografía:VikPamNox
Cápsula /// Fotografía:VikPamNox

Me dirijo por primera vez en todo el festival al escenario Radio 3 (soy Mike por cierto, de nuevo es una crónica a dos. Yo os voy a hablar de Ramírez Exposure, Zahara y Soledad Vélez) y me encuentro con la grata sorpresa de que Luís Martínez (Little Canyon Studios) está al control técnico. Desde que arrancó el festival, varios artistas se habían quejado del sonido y es que se colaba sonido de los dos escenarios más cercanos que eran el Las Palmas y el VISA y la presencia de Luís a priori me tranquilizó y sé que a Ramírez Exposure también. Llegué un minuto antes de las 19:30h, hora prevista de arranque del concierto y estábamos solos la banda, Ana y yo pero fue sonar el primer riff de guitarra y la gente fue llegando para disfrutar del pop buenrollista que destila esta banda que está ya trabajando en la continuación de su primer disco, Book of youth, disco que han sabido trasladar a los directos a la perfección tal como pudimos comprobar en el escenario Radio 3 del FIB con temazos como Wax Box o How to get over a breakup y es que el bueno de Víctor Ramírez ha sabido rodearse de unos excelentes músicos como Jordi Sapena (La Habitación Roja, Tórtel), Angela Pascual o Alfonso Luna (Tachenko, Maronda). Al ecuador del concierto me giré y vi que la carpa estaba practicamente llena y no pude evitar esbozar una sonrisa y alegrarme por estos grandes tipos.

Víctor Ramírez de Ramírez Exposure - Foto: Ana Ferrer
Víctor Ramírez, Ramírez Exposure /// Fotografía: Ana Ferrer
Ángela Pascual de Ramírez Exposure - Foto: Ana Ferrer
Ángela Pascual, Ramírez Exposure /// Fotografía: Ana Ferrer

Ya llevábamos unas cuantas horas cruzándonos con Zahara por el recinto antes de su actuación en el escenario VISA. Era fácil reconocerla, solo tenías que buscar a una chica con la que se estuviera haciendo fotos todo el mundo. Su popularidad va en ascenso y más desde que sale en la TV (colabora en el programa Likes de #0) pero está más que justificada dando bolazos como el que dio en el FIB. Se ha rodeado de enormes músicos entre los que destacamos al siempre efectivo Manuel Cabezalí, lider de Havalina, y sus directos son cada vez mejores. Pocas cantantes he visto que empaticen de ese modo con su público y que consigan llevar a su terreno a los curiosos que se acercan a disfrutar de su directo a los que engancha y no deja irse. Zahara es oro.

Zahara - Foto: Ana Ferrer
Zahara /// Fotografía: Ana Ferrer

Echo & the Bunnymen cubría la cuota añeja y se cargaba a la espalda los años haciendo un concierto completo, repleto de éxitos en el escenario Visa. “The Killing Moon” y “Lips Like Sugar” fueron los más celebrados por un público que se repartía entre este y el escenario principal, donde esperaban la salida del cabecísima de cartel del festival: Muse.

Echo & the Bunnymen /// Fotografía:VikPamNox
Echo & the Bunnymen /// Fotografía:VikPamNox

Y cuando se hicieron las 23:10… las pantallas mostraron el rostro enfadado del sargento del vídeo de “Psycho”, y se desataba la locura al sonar el riff disparado desde la guitarra de Matt Bellamy. Le siguieron la incendiaria “Plug in Baby”, el bajo rompecráneos de “Hysteria” y la fantasía de “Bliss”. Y ahí se diluyeron. El Bliss se transformó en un Bluf bastante insípido, en el que el trío (mas un músico adicional en las sombras) interpretó temas varios de sus últimos discos “Drones” y “The 2nd Law” (con algún tema de discos antiguos enmedio, pero con poco acierto) como si fueran un karaoke, sin alma y sin darse apenas cuenta de que además de pose, hay que transmitir con la música. El circo de Muse, podríamos llamarlo.
En la parte final del concierto remontaron algo con “Starlight” y “The Time is Running Out”, pero volvió a bajar con “The Globalist” y un par más, para dar la traca final de papelitos rojos y blancos en “Mercy” y poner la puntilla (esta vez sí que fue muy acertada) con una emocionante “Knights of Cydonia”. Eso sí, pasaron de las 2 horas que prometían los horarios a tocar menos de 1 hora y media, lo que acabó de cabrearnos.

Matt Bellamy de Muse - Foto: Ana Ferrer
Muse /// Fotografía: Ana Ferrer
Muse - Foto: Ana Ferrer
Muse /// Fotografía: Ana Ferrer

En ese bluf insípido del que hablábamos, una parte de nosotros se desplazó a ver a The Kills, y la verdad es que resultó ser uno de los mejores conciertos del festival. También pudimos verlos en el Mad Cool Festival, y no me resultaron tan convincentes como en esta ocasión, quizás por el sonido, por el público, por las ganas, o por una mezcla de todos. Alison Mosshart se movía como una posesa por el escenario, a veces con guitarra, a veces sin ella, jugaba con el público, desafiaba, y daba caña a partes iguales. Su cómplice, Jamie Hince, también daba lo suyo, fusilando temazos uno tras otro, del “Siberian Nights” de este último disco Ash & Ice” hasta los clásicos “Tape Song” o “No Wow”. Brutales.

The Kills /// Fotografía:VikPamNox
The Kills /// Fotografía:VikPamNox
The Kills - Foto: Ana Ferrer
The Kills /// Fotografía: Ana Ferrer

Soledad Vélez volvía al FIB con doble mala fortuna y es que ni el horario ni el escenario le beneficiaban en absoluto. Tocaba a las 23:45 en el malogrado escenario Radio 3 del que ya os hemos hablado antes y que en esta ocasión jugó en contra de Soledad y los suyos y es que muchísimos fueron los problemas que tuvieron Soledad, Jesús y Luis sobre el escenario para poder dar un concierto que se escuchase decentemente. Durante buena parte del concierto el brutal sonido del escenario Las Palmas donde estaban Muse actuando se colaba en la carpa donde estaba situado el escenario Radio 3 y en mi opinión no se quedaba ahí la cosa ya que la sonorización tampoco era la correcta, la guitarra de Jesús apenas se escuchaba… una pena ya que Soledad Vélez en unas condiciones óptimas podía haber congregado en su escenario a mucha más gente de la que lo hizo.

Soledad Vélez - Foto: Ana Ferrer
Soledad Vélez /// Fotografía: Ana Ferrer

Bloc Party volvía a Benicàssim con un Kele “Armario” Okereke recatado al principio, pero que se fue soltando conforme avanzaba el concierto. Como viene siendo común en este tipo de bandas, los momentos cumbre del concierto fueron los hits, “Hunting for Witches” sonó al principio, “Banquet” a mitad de concierto, y cerraron con “Helicopter”. La gente se quedó satisfecha, y nosotros tuvimos suficiente también.

Bloc Party /// Fotografía:VikPamNox
Bloc Party /// Fotografía:VikPamNox

Antes de ver a Disclosure tocaba pisar por primera vez el South Beach Pool Party Stage, un escenario sobre una playa artificial en la que había piscinas llenas de agua grisácea, pero en el que también estaba pinchando el valenciano Averno, ya en formato one-man, debido a la reciente separación de sus miembros, quedando solo al mando la figura de Pablo Barberá a los platos. Una sesión de hora y media con mucha gente puño en alto y moviendo los pies bajo la batuta del techno de Averno.

Averno /// Fotografía:VikPamNox
Averno /// Fotografía:VikPamNox

Disclosure cerraban a las 2 de la mañana el escenario principal con una gran masa de público, que aguantaba desde que acabó el concierto de Muse. Los ingleses son uno de los grupos de música electrónica más originales de los últimos tiempos, y el público (mayoría ingleses) lo hizo ver, vitoreando cada tema que empezaban a interpretar los hermanos Lawrence.

Disclosure  /// Fotografía: VikPamNox
Disclosure /// Fotografía: VikPamNox

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!