Compartir

Continúa de aquí.

En mi sueño estoy llegando a casa. Valencia es muy bonita en Julio por su tiempo tan agradable. Llego a mi piso de la Malvarrosa y me asusto al encontrar la puerta de mi casa entreabierta. A través del hueco que deja (que no es más grande que un palmo de mi mano) entra música a toda pastilla. Abro la puerta, alarmado, y entro gritando: “¿Qué pasa aquí?”. Dentro hay una banda de rock llenando de sudor las paredes del salón y un montón de gente gozándolo. Al ver que no me hacen caso aprieto un botón (todo es así de fácil en los sueños) y la música para. La gente me mira con odio. La banda me mira con odio. Yo no entiendo nada. De entre el tumulto sale un tipo que parece salido de un after que empieza a increparme. Entre empujón y empujón me doy cuenta que la banda que está tocando es Love of Lesbian. Grito. Grito mucho.

Me despierto con la dulce voz de Damien y con mi jefe dándome pataditas con la puntita de su zapato de piel brillante. Me quito los auriculares y le digo: “no estaba durmiendo, eh”.

Ni siquiera me contesta. Se acerca a mi mesa y empieza a leer la primera parte de la crónica. Yo lo miro como quién espera oír su dictamen en un juicio.

  •  Lo de Love of Lesbian espero que no lo pongas.

Y se marcha. No entiendo como sabe lo de Love of Lesbian si aún no lo he escrito.

Bueno, al lío de nuevo.

Me salto toda la parte en la que cuento que me despierto el sábado y ya tengo a Victor pidiéndome ir al Lidl para comprar una tonelada de zumos. El segundo día empieza, para mí, con Xoel López en el escenario Time Out y podría tranquilamente acabar con su último acorde de guitarra. Lo del gallego y su banda no es para nada normal: calidad, técnica, elegancia y temazos. Pienso y no hay nada malo que comentar sobre su concierto. Bueno, si, el calor sofocante que hacia que la valla en la que yo estaba apoyado ardiera hasta el infinito. Pero no es tu culpa, amigo Xoel. ¿Cómo podría quejarme de ti si nos tocas “Tierra” y “Patagonia” y “Yo sólo quería que me llevaras a bailar” y haces que “El Asaltante de estaciones” dure 10 minutos que se pasan en un suspiro? No, no puedo quejarme de nada, maestro, sólo quitarme el sombrero ante usted.

Xoel López /// Fotografía: VikPamNox
Xoel López /// Fotografía: VikPamNox

Como veo completo el concierto de Xoel Lopez me pierdo parte del de Snarky Puppy en el escenario Stubhub. Cuando llego este está bastante lleno y puedo ver la gorra de Victor entre el público. Está con unos amigos de Valencia que me juran que está siendo un conciertazo. Veo a uno de los integrantes del grupo hacer un solo de vocoder de más de 10 minutos y mis neuronas explotan. No está mal, entendedme, pero estas fusiones de jazz/funk/músicas del mundo me fríen el cerebro más que los cuarenta €#!”¿?!## grados de Barcelona. Tengo que reconocer, en contrapartida, que el concierto de los yanquis es sorprendente. Desfile de técnica y buenrollo por doquier. Y claro, a la gente le das eso y se vuelve loca. Loca linda.

Snarky Puppy /// Fotografía: VikPamNox
Snarky Puppy /// Fotografía: VikPamNox

Victor está, de nuevo, al otro lado de la mesa. Me mira con cara de: “¿Todavía sigues con lo del Cruïlla?”. Pero no dice eso sino esto:

  • ¿Qué vas a poner de los Alabama Shakes?
  • No estoy muy puesto en ellos. Además, ¿no recuerdas que fui a ver a Egon Soda en ese momento?-
  • Ah. ¿Entonces no vas a poner nada sobre ellos?
  • No.
  • Vale.

Se levanta de la mesa y pasa por mi lado para irse. De repente siento un golpe en la cabeza y todo se vuelve negro. Me despierto con mi cara sumergida en un charquito de baba y un post-it pegado en mi frente que pone: “Con Alabama Shakes no se juega”. En mi ordenador aparece esto escrito:

“Llegamos pronto a Alabama Shakes y ya había gente. Bastante gente. Pese a ello nos abrimos paso entre el gentío y esperamos a que la enorme Brittany Howard y los suyos invadieran el escenario. Con únicamente dos álbumes de estudio en la calle, la banda de Athens, Alabama, era uno de los mayores atractivos del festival, y dieron un espectáculo impresionante. La imponente voz de Brittany, unida a la perfección con la que toca el resto de la banda hizo de bálsamo para el socarre que había sido el anterior concierto de James en el escenario principal.

Sonaron temas variados de ambos discos, con éxtasis especiales en el inicial “Future People”, el bailongo “Don’t Wanna Fight” o el emotivo “You Ain’t Alone”. Esa típica banda que esperas que no te decepcione en directo y cuando la ves a-lu-ci-nas.” (…)

Alabama Shakes /// Fotografía: VikPamNox
Alabama Shakes /// Fotografía: VikPamNox

(…) “Tras el éxtasis de los Alabama nos preparábamos para ascender a los cielos recorriendo el largo camino del rock and roll. Se avecinaba una leyenda, y como siempre antes de las leyendas, hay calma. Calma que rompieron los músicos de la siguiente banda que subía al escenario principal con el “Miserlou” de Dick Dale. Que viene la ola, que viene, que viene. Y entonces apareció él. ÉL. La leyenda. Robert Plant estaba sobre el escenario. Nos frotamos los ojos y volvemos a mirar al escenario. Sí, es ÉL. Le acompaña su banda de los últimos años: los Sensational Spaceshifters.

Sin apenas poder respirar y reponernos del shock nos cae el primer tiro en la pierna: “The Lemon Song”. No esperamos que toque un set completo de los Zeppelin, pero sí que necesitamos alguna pildorita, y el genio Robert nos la “squeeeze my lemon-a”. “Rainbow”, de su Lullaby and… The Ceaseless Roaren solitario le sigue, pero vuelve a caer otro hit zeppeliniano, esta vez el tiro no acierta, pese a ser “Black Dog”, pero en una versión menos potente y más Sensational Spaceshifter. “Turn it Up” y “Poor Howard” anticipan un nuevo guiño Zepp con “Going to California”, una grata sorpresa que paladeamos con gusto. El siguiente guiño es una versión de “Spoonful”, del maestro del blues Willie Dixon. Y lo siguiente… lo siguiente fue un tiro directo al corazón: las luces bajan y los arpeggios de “Babe I’m Gonna Leave You” nos acribillan los sentimientos. Plant no tiene la misma voz que en los 70, está clarísimo, pero sigue trasmitiendo exactamente lo mismo. Una lagrimilla cae por mi mejilla. Una lagrimilla inevitable.” (…)

Robert Plant /// Fotografía: VikPamNox
Robert Plant /// Fotografía: VikPamNox

(…) “Para compensar y mantener el status quo, Plant nos dice que va a tocar un tema que ha influído muchísimo en su carrera, un tema de Bukka White: el multiversionado “Fixin’ to Die”, que ya interpretaron en otras ocasiones Bob Dylan o G.Love.
A partir de aquí la cosa se descontroló: el riff bluesero de “I Just Wanna Make Love to You” deriva en un “You need cooooolin’, baby I’m not foooolin’!” que nos hace gritar como posesos, se nos venía encima una cañera “Whole Lotta Love”.
Al acabar el éxtasis de esta, y aunque sabíamos que era el final del concierto, unos acordes familiares empiezan a sonar, mientras los músicos invitan al público a dar palmas… algo me dice que va a ser “Rock and Roll”, pero parece que soy yo el único que se da cuenta. Efectivamente. El batería marca el inicio y ahí está. “Its been a long time since I rock and roll’d”. No es Led Zeppelin pero disfrutamos igual con las modificaciones tribales de Plant y los suyos. La potencia está ahí y Plant está ahí. Satisfechos estamos.”

Robert Plant and the Sensational Spaceshifters /// Fotografía: VikPamNox
Robert Plant and the Sensational Spaceshifters /// Fotografía: VikPamNox

“Vaya”, pienso, “igual así es como debería escribir sobre los conciertos”. Pero mi madre siempre me dijo que era especial.

Como dije antes de que Victor invadiese mi (especial) crónica, el concierto de Alabama Shakes me lo perdí por ver a Egon Soda. También parte del principio de Robert Plant (¡no me peguéis!). Los catalanes están en el escenario Radio 3 y dan un concierto muy grande. La banda suena como un cañón y la voz de Ricky Faulkner llega al alma. Desfilan por sus manos y gargantas temas maravillosos como “La Recuperación” (dejan cantando al público las frases “el miedo es el valor de los demás”), “Escuela libre de enseñanza”, “Calibán & Co” y un agresivo y demoledor “Reunión de pastores, ovejas muertas”. Echo de menos a Enric en “Roble Inverso”, pero más no se puede pedir. Un concierto redondo, Ricky, que supo mantener a la gente a pesar de los conciertazos que había en el resto de escenarios.

Veo el resto de concierto del ex Led Zeppelin mientras me como una hamburguesa de esas de riñón y medio e hipotecado de por vida. Cuando acaba la gente sale corriendo.

“¿Qué pasa? ¿Por qué corréis?” le pregunto a unos chicos.

  •  ¡Porque toca LOL!- me dicen.

“Yo no sé para qué pregunto”. Me niego ver a una banda que está en todos los festivales y hasta invade mi casa en mis sueños. También está tocando Fermín Muguruza. Decido ir a ver qué tiene para contarme el ex Kortatu. Llego y escucho una cover de “Killing in the name” de Rage Against The Machine.  Veo a la gente saltar y algo muy jodidamente light que pretende ser un pogo (¡ay, Fermín!, ¿qué estarás pensando al ver esto?). Será que me estoy haciendo viejo o algunos están envejeciendo mal. Pero yo no puedo dar lecciones de juventud a nadie. Suena “Sarri Sarri” y ponen fin a un concierto que contó con la colaboración ilustre de la chilena Anita Tijoux, que más tarde actuaría en ese mismo escenario.

Fermín Muguruza y Anita Tijoux /// Fotografía: VikPamNox
Fermín Muguruza y Anita Tijoux /// Fotografía: VikPamNox

Así termina mi noche: con un par de canciones de Skunk Ansansie que hicieron que perdiese todo el interés.

Levanto la cabeza y veo que Victor no está. Me alivia, porque igual quiere escribir algo más. Pero no tengo nada más que decir si es que en algún momento lo tuve.

La cuestión es que el Cruïlla me sorprendió para bien. Un festival muy mezclado e interesante en su propuesta. Una organización de diez y un recinto muy agradable. Un sonido bueno (sin apenas fallos técnicos en los conciertos a los que asistí) y un muy muy buen ambiente.

Miro a mi alrededor y no veo a nadie. Le doy al botón de “Publicar” y me río pícaramente. He colado lo de LOL. Soy un malote.

Skunk Anansie /// Fotografía: VikPamNox
Skin, de Skunk Anansie /// Fotografía: VikPamNox

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!