Compartir

Hay una fórmula que la mayoría de ocasiones proporciona el mismo resultado: cualquier tipo de metal + Paberse Matao = éxito. El análisis que lleva a dicha conclusión daría para un artículo a parte pero, a grandes rasgos y viendo las caras conocidas que allí se congregaron el pasado sábado, se podría decir que dicha sala es la cuna de cualquier concierto de buen metal. Concretamente, este fin de semana se reunieron allí tres bandas muy atractivas: los valencianos AethyrFall of Man ,y los Moonloop de Barcelona.

Como ya es costumbre en los conciertos, la noche echó a andar con cierto retraso pero la espera tuvo recompensa, ya que ese tiempo fue favorable para que la sala llegara a su máximo de afluencia de la velada, un número bastante elevado, momento en el que los chicos de Aethyr aparecieron en el escena con su “Enter the Path” de fondo y sus pieles teñidas con pintura de guerra.

En cuanto se enfundaron y dispusieron frente a sus instrumentos comenzó el azote de energía que transmite la voz de Mike o la épica que transmite la guitarra de Zas. Tanto fue así que Vicente, el bajista, tuvo que hacer alarde de sus reflejos para evitar que el pie de micro de Mike acabara bajo el escenario durante el primer tema que interpretaron: “Wanderer”.

aethyr1

Durante dicha canción el público estuvo un tanto estático pero eso acabaría en el olvido puesto que a partir de la siguiente, “Journey of the Forsaken Dreamer”, se creó un pogo que no cesaría en todo el espectáculo.

Continuaron intercalando las canciones de su álbum “Towards the Realm of Nothingness” con la colaboración especial en “The Chosen One” de Kevin, su anterior guitarrista, que se encontraba de visita desde Inglaterra.

aethyr3

Acto seguido nos deleitaron con un tema del que será su próximo disco, del cual no desvelaré ningún dato, en el que disfrutamos de un alarde de técnica de Arnau a la batería. Para finalizar, una gran interpretación de “Lullaby to a Mourning Moon”, donde me quedé encantado con el trabajo de Victoria al teclado y coros, foto de familia y fin de bolazo.

aethyr2

No había visto en directo a estos chicos y la verdad es que consiguen que su música gane muchos enteros gracias a la energía que imprimen a cada nota y cómo consiguen contagiar al público con ella. Tal vez dicha energía se desborde a veces y el martillo de sonido con el que sacuden se convierte en una masa difícil de discriminar pero esto es algo que estoy seguro solventarán con el buen trabajo que están haciendo.

Tras un rato descasando los oídos y tomando el fresco volvemos a entrar a la sala con los primeros rugidos de Fall of Man, aunque a primera vista ya podemos ver que la afluencia de público ha disminuido un poco.
Eso no resultó ser ningún contratiempo para estos chicos, que comenzaron a golpearnos con “Nightmare” y, ya desde ese momento, pudimos disfrutar de la habilidad de Carlos a manos de su bajo fretless, aliñando las canciones con su tapping.
 fall-of-man2
Como ocurrió con Aethyr la gente estaba un poco fría, pero eso lo solucionó Guaita bajando a pie de escenario, dividiendo al público en dos para arrancar un wall of death con “Times of mourning and debauchery”, tema perteneciente, como “Nightmare”, a su actual EP: “Sculpting an Era of Decadence”.
Acto seguido nos ofrecieron un tema que han compuesto recientemente y que tendremos que esperar hasta su próximo disco o concierto para disfrutarla, porque la verdad es que es un temazo y eso se pudo contemplar en el público, moviendo sus cuerpos acompasados por el azote de la batería de Manu y la guitarra de Jesús.
fall-of-man1
Tras éste, los que allí estábamos pudimos asistir a la interpretación de dos muy buenas versiones: “Crystal Mountain” de Death (con la colaboración de Mike de Aethyr) “Duncan Hills Coffee” de la serie Metalocalypse, intercaladas entre un repaso a su EP con “Remain in my Eyes”Bleeding Angels” o una canción anterior a su último trabajo como fue “Resurrection”.
fall-of-man3
Para cerrar su exhibición tocaron otro temazo que todavía no se puede encontrar en ningún sitio, así que os recomiendo que asistáis a sus próximos bolos porque lo nuevo es todo un pepinazo (más incluso que lo actual si cabe).
Fall of Man también sufrieron algunos problemas de coordinación debido, posiblemente como Aethyr, a las dificultades que los diferentes miembros tenían arriba del escenario a la hora de escuchar correctamente tanto a ellos mismos como a sus compañeros. Sin embargo eso no es excusa para el dios Metrónomo, el de sincrónico paso, al cual deben una suntuosa hecatombe.
Tras un intervalo de tiempo para esperar a los cabezas de la noche en el que aprovechamos para disfrutar de algunos vídeos musicales proyectados en el PaberseMoonloop se subió al escenario, momento en el que los presentes que aún permanecíamos allí (tras el concierto de Aethyr disminuyó un poco la gente congregada) nos preparamos para lo que íbamos a presenciar.
Como arranque nada mejor que un avance del que será su próximo trabajo y que espera ver la luz en marzo de 2017: “Megalodon”, un tema muy potente pero, a la vez, muy técnico.
 moonloop2Tras una breve presentación del grupo dieron paso a “Strombus”, “la balada”, como alguien del público dijo con cierta ironía, de su actual album, “Deeply from the Earth”, con unos punteados  y detalles muy estilísticos por parte de las guitarras de EricJuanjo, y con una melodía que hacía recordar a los Opeth más introspectivos.
A continuación, Eric, muy locuaz como siempre, presentó “Medusa”, otro adelanto de lo nuevo, donde Vic brilló a manos de su bajo. Sin duda, estábamos presenciando el concierto más técnico de la noche, tanto a nivel de banda como de público ya que, los que allí estábamos, mirábamos con expectación a los Moonloop, disfrutando de su trato a los instrumentos. Y es que es muy placentero ver la sutileza y agilidad con la que todos manejan sus artefactos.
moonloop5
Llegados al ecuador de la exhibición interpretaron “Atlantis Rising”, último corte de su actual trabajo, el cuál me dejó con la boca abierta. Disfruté mucho cómo Raúl realzaba las partes más delicadas del tema con los platos de su batería o azotando la caja con precisión. Parece que no fui el único que lo pasó pipa puesto que, al acabar, se oyeron algunos bravos en la sala.
La segunda mitad del concierto comenzó con otro adelanto, “Zeal”, que no hizo más que ponernos los dientes largos y desear que pase el tiempo lo más rápido posible para poder ponerlo en repeat en nuestros reproductores.
 moonloop6Seguidamente, relajaron un poco la potencia gracias a la preciosa y delicada pero a la vez que contundente “Deceiving Time”, que enlazaron con “Landscape” o el temazo de “Beginning of the End” para concluir la noche.
En resumen, un concierto bestial que los asistentes disfrutamos mucho a nivel técnico y musical, ya que se nota que los Moonloop son una banda con cierta veteranía y unos cuantos conciertos a sus espaldas.
Y si se me permite, para finalizar, y a nivel personal como socio de Crossroads Agency (la promotora que organizó el concierto), quería agradecer a AethyrFall of Man, y Moonloop por contribuir a que asistiéramos a una magnífica velada de death metal que, esperemos, se pueda disfrutar en un futuro no muy lejano.
Fotografía: Juan Pedro Sebastiá Rico y Jordan
Texto: Jordan

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!