Compartir

Hoy nos ha dejado Chuck Berry, para muchos (entre los que me incluyo) el inventor del rock and roll. 90 años le contemplaban y había anunciado recientemente el lanzamiento de su último álbum, Chuck, un disco dedicado a su esposa y con el que iba a colgar sus zapatos tras una larguísima carrera que iniciaba a comienzos de los 50.

Sin duda es una influencia para bandas como The Beatles, The Rolling Stones, Beach Boys, The Yardbirds… todas las bandas que tuvieron éxito en los 60 le citaban como uno de sus referentes en cada entrevista que hacían o incluían versiones suyas en sus discos. A él le debemos himnos como Johnny B. Goode, You never can tell, Rollover Beethoven, Maybellene y una infinidad más. Siempre he sido un gran admirador de su obra y más desde que empecé mi idilio con la obra de los Rolling Stones y empezaba a leer libros sobre la banda en general y sobre Keith Richards en particular y es que, pese a tener una relación de amor/odio con Berry, Richards siempre ha sido uno de sus más grandes admiradores y seguro que hoy está de luto como también estamos nosotros, su gramola.

Buen viaje Mr. Berry. Tu obra será eterna.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!