Compartir

Lo que presenciamos el pasado miércoles 7 en la Joy Eslava de Madrid es muy difícil de explicar con palabras. Los chicos de Belako cerraron un fin de gira por todo lo alto en un espectáculo impecable.

Una hora antes, Noise Nebula abrieron la noche. Un servidor no pudo ver el concierto en su totalidad pero lo que vi, me hizo despertar la curiosidad por esta banda. Caldearon el ambiente de una manera estupenda y preparando el terreno para lo que venía después. Finalizado el concierto de los teloneros, si echabas la mirada atrás, podías ver gente por todos lados. Estaba claro que el grupo ha crecido en popularidad, en parte, por su gran participación en festivales de música este año. El boca a boca ha hecho un efecto muy positivo.

Con sus ya características televisiones antiguas decorando el fondo, saltaron al escenario a eso de las 21:45 horas Cris, Lore, Lander y Josu. Bastaron con los primeros acordes de False step, para que la gente se volviera loca y se organizara un pogo casi permanente en el centro de la pista. Hicieron sudar al publico con temazos tan cañeros como Vandalism, Eat me o Guk Emanez. Cabe destacar también Stumble, una canción nueva que interpretaron en eléctrico (solo habíamos escuchado esta canción en acústico tocada por Josu y Cris) y Paper Planes, una versión de la cantante M.I.A. perfectamente versionada a su estilo personal. Uno de esos temas que tocaron esa noche, iba en protesta de la violencia de género.

Sobre la mitad del show, Lander comunicó que por ciertos imprevistos no podían contar con algunos instrumentos eléctricos y que por ello ciertos temas que tenían previsto tocar se tenían que quedar fuera del set de esa noche (como por ejemplo Mum o Fire alarm). Sinceramente, no creo que eso fuera una pega para el espectáculo, ya que la banda demostró que en su corta carrera han adquirido las tablas necesarias para afrontar cualquier imprevisto.

Transmitieron mucha cercanía con el publico, tanto es así, que durante el show bajaron a la pista en tres ocasiones (primero Lore, luego Josu y por ultimo cris) sin parar de tocar y cantar (Estoy seguro que si Lander hubiese podido bajar la batería también se habría lanzado).

Tras tocar Haunted House los chicos se despidieron de un publico eufórico con ganas de más, así que tras un par de minutos volvieron a parecer para terminar de reventar aquello con Off Your Shoes y Southern Sea (Beautiful World). Muy buen espectáculo el que fue el penúltimo concierto de la gira. Esperemos que no se hagan mucho de rogar y nos hagan otra vez movernos como solo ellos saben.

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!