Compartir

Otro año más el festival Electrosplash, que se celebra en la localidad castellonense de Vinaròs, vio como la afluencia de público se incrementaba, consolidándolo año tras año en el ya saturado panorama de festivales de verano. Y es que claro, la propuesta que ofrecen se aleja de los círculos convencionales, dando prioridad a la música electrónica de calidad en su escenario principal (Escenario Open Air Stage), con directos de grupos indietrónicos en su escenario Live (Escenario Negrita) y con dos escenarios más modestos, uno situado en la zona VIP y otro en la propia entrada donde los Dj’s estaban situados sobre un automóvil americano, estilo ‘muscle car’ para darnos la bienvenida, todo ello patrocinado por la bebida Thunder Bitch. Es decir, cuatro ambientes para que pudieses elegir dependiendo de las necesidades musicales que tuvieses en cada momento.
IMG_5005IMG_5062

No es de extrañar que, agitando todos estos ingredientes en una coctelera, el mejunje resultante sea el de establecer un nuevo récord de afluencia total durante los tres días de más de 10.000 asistentes, donde la totalidad de ellos convivieron de manera totalmente cívica, ya que según las autoridades de la localidad de Vinaròs destacaron que no se registraron ningún tipo de incidente durante la celebración del evento.

La primera jornada del Electrosplash empezaba ya marcándose su propio listón a una altura ambiciosa, en el escenario Live de Negrita, se programaron las actuaciones de The Suicide Of Western Culture y Dorian.  La asistencia de público en este escenario se verá incrementado conforme vaya avanzando la jornada, hecho que será la tónica habitual durante los tres días de duración del festival. El dúo catalán de The Suicide Of Western Culture, a los que volveremos a ver en poco más de una semana en el Low Festival, empezaron a sonar avanzada ya la tarde con un nuevo disco de apenas un año ‘Long Live Death! Down With Intelligence!‘ para dar nuestro pistoletazo de salida en el Electrosplash.  De pareja catalana a quinteto catalán pasamos a Dorian por que si, por que así lo decidimos. ¿Qué decir sobre ellos que no se haya dicho ya? Poco, y es que después de verlos a ellos entendemos por que la organización decidió poner a uno de los grupos más consagrados del indie electrónico la noche del viernes, abriendo boca a los asistentes del festival. Y es que temas como ‘Tormenta de arena‘ o ‘Verte amanecer‘ son himnos que ayudaron a que poco a poco el goteo de asistentes (fans y curiosos) se agolparan en el escenario cubierto para disfrutar del primer Live del fin de semana.

IMG_5030IMG_5182

En el main stage se pudo disfrutar de los sets del holandés Hunee el cual parecía uno más que había adquirido el abono del festival pero que se coló en el escenario, por que no paró de bailar y agitar los brazos como un asistente más. Para el cierre la organización nos reservó a Âme, aunque esta vez, del duo solo vino a realizar su set Kristian Beyer, donde inundó de su techno la noche de Vinaròs.

Y llegamos a la segunda jornada del Electrosplash, la del sábado. Jornada que abría sus puertas algo más temprano, la hora de la sobremesa se inició sobre la mesa, pero sobre la mesa de mezclas del main stage. Nosotros nos dirigimos directamente a la carpa indie donde estaba Boris Carloff pero con ganas de ver a Polock, los cuales apenas 24 horas antes habían actuado en la ciudad de Nueva York, dentro de una serie de conciertos que realizarían en esta ciudad. Los valencianos que acaban de firmar con la multinacional discográfica Sony, han visto modificada su formación pasando de cinco componentes a solo tres. Todo alicientes para verlos, para ver como suenan. Pero sorpresa, son cuatro los que suben al escenario, Sebas ha sido repescado para acabar la gira veraniega que tenían en marcha por diferentes festivales, así que de la formación inicial solo el teclista Alberto Rodilla el que falta a la cita.

IMG_5043IMG_5057

Con algo menos de público que la jornada anterior, los valencianos empuñaron sus instrumentos. Inmersos ya en la grabación de lo que será su próximo trabajo, uno se esperaba que dieran un pequeño avance, solo por la curiosidad que tendrían los componentes de ver como suena en directo y cerciorarse de como responde el público. Pero no, no fue así. El directo que propusieron sobre el escenario no salió de lo que es su tónica habitual, sin arriesgar, quizá por el jet lag o simplemente por que no era el momento adecuado. Una hora de concierto en el cual desfilaron temas como ‘Tangles‘, ‘Everlasting‘ o ‘Freak City‘ (este último a un servidor le parece un tema sublime) y temas estrella como ‘Sometimes‘ o ‘Fireworks‘.

Una vez finalizado el concierto, nos dirigimos al escenario principal, situado en una zona envidiable, una pinada a orillas del mar Mediterráneo. Se agradece un enclave tan peculiar en un festival que se inicia cuando el astro rey está en lo más alto. Los pinos, que ofrecen una abundante sombra junto a la brisa marina, hace que no sea de locos empezar a tan alocada hora. En lo musical pudimos disfrutar de dos dinosaurios del techno como Tornado Wallace o Fort Romeu que fueron los encargados de dar banda sonora a la puesta de Sol castellonense y recibir entre frenéticos bailes a la noche del sábado.

IMG_5083IMG_5012Con los músculos ya en caliente volvemos al escenario Negrita para disfrutar de WAS, la antigua banda conocida anteriormente como We are standard (y aquí mi pequeño guiño a Prince). Los vascos venían de emborracharse de público en el BBK Live el día anterior y tenían la difícil tarea de lidiar en un festival donde mayoritariamente los asistentes vienen buscando sonidos 100% electrónica. Pero joder, son de Bizkaia, y actúan donde quieren, por que tienen ese poder. Y el poder lo emplearon en llenar la carpa. ¡Qué manera de hacer bailar a la gente! Desde ‘I like you as you are‘ que abría el repertorio hasta ‘Irrintzi‘ y ‘On the floor‘ que cerraban el set, pasando por los clásicos ‘07:45‘ o ‘Can I count on you?‘ dieron para que el público se zarandeara con ellos. Deu (que significa Dios en la tierra donde se celebra el Electrosplash) actuó como tal acompañado de sus apóstoles. Una soberbia actuación de la mejor indietrónica que se ha vuelto más electrónica desde la publicación de su último EP ‘Gau Ama‘ hizo que el propio frontman del grupo sudara sobre el escenario, a lo que añadió “Aunque no lo parezca esto es un concierto, no un concurso de camisetas mojadas”. Y así mojados en el extasís se despidieron de los asistentes que llenábamos la carpa.

IMG_5210

IMG_5209

Y así cogimos camino, rumbo al escenario principal para llegar a las altas horas de la madrugada, pero horas decentes ya que el festival concluía a las 04:00, para terminar con cierta dignidad. Pues eso, que sobre el escenario y bajo una iluminación LED realmente espectacular y un sonido impecable vimos los sets de los DJ’s Fred P y Radio Slave. Con mezclas de un techno-house por parte de estas fieras a los platos se acercó la hora del cierre de la segunda jornada, la de más afluencia, la del público más entregado.

Y el séptimo día descansó. Y con esa filosofía dominguera afrontamos el último día de Electrosplash. Lo bueno de retirarse a las 04:00 de la madrugada es que te permite levantarte a buena hora, coger los bártulos y dirigirte a la playa que está pegada al festival, la cual te permite tostarte al Sol, bañarte en las plácidas aguas de Vinaròs o disfrutar de las diferentes actividades que organizaba el festival sobre la arena de la playa, entre ellas el Paddle Surf, todo ello aliñado con la música que desde las 13:00 estaba on fire. Con las fuerzas repuestas, ya avanzada la tarde, estuvimos disfrutando del festival al más estilo turista, disfrutando de la comida de los FoodTrucks, visitando los stands ubicados dentro del recinto, viendo como los mas hipster (por que los había) se acicalaban sus frondosas barbas y disfrutamos de los pinballs y juegos de realidad virtual. Y si, toda esta variedad de entretenimiento entre escenarios. Habiendo disfrutado de todo lo que ofrecía Electrosplash volvemos al main stage para ver los últimos coletazos de la sesión de Eduardo de la Calle. Y mentalizados para clausurar nuestro paso por Electrosplash Festival 2016 dimos la bienvenida a Danny Daze pero sabiendo que el colofón a la noche lo produciría la alemana Helena Hauff que venía de reventar la pista del Sónar. Y al ritmo del mejor techno, tanto nacional como de oldies, le hicimos una sonora reverencia a Electrosplash 2016 esperando a que para la próxima edición nos acoja.

Más imágenes de Electrosplash 2016 en nuestro Facebook –> pincha aquí.

IMG_5352IMG_5303

NO HAY COMENTARIOS

¡Deja tu opinión!